Una parábola sobre el valor

Había una vez un muchacho asustadísimo que corría una noche en el bosque. La luna apenas iluminaba un paisaje tenebroso, lleno de obstáculos, espinas y criaturas con oscuras intenciones…

Ésos son el protagonista y el escenario de esta historia: Una parábola para tener en cuenta en esos momentos de la vida en los que sentimos que nos vencen los temores. Nunca olvides que del miedo nace el valor.

Hay una luz dentro de ti capaz de iluminar la noche más sombría.