Té negro: un aliado contra el estrés

Un reciente estudio de la UCL (University College London) demuestra que el té negro disminuye los niveles de cortisol (la hormona del estrés) en el organismo.

El experimento consistió, cómo no, en utilizar a dos grupos de personas. Un grupo bebió té cuatro veces al día durante seis semanas; el otro grupo, un té “falso“.

Ambos grupos debieron renunciar durante esas semanas a tomar otros tipos de té o bebidas con cafeína. A los dos grupos se les ofrecieron bebidas con sabores muy parecidos, todas del color del té.

El placebo que se le proporcionó al grupo de control llevaba cafeína; sabía y olía lo mismo que una deliciosa taza de té, pero estaba desprovisto de los ingredientes activos del té.

Ninguno de los participantes sabía qué tipo de bebida estaba tomando y los investigadores, encargados de controlar su progreso, tampoco.

Sometieron a ambos grupos a tareas desafiantes, a situaciones estresantes similares, y descubrieron que el grupo que tomaba té negro tardaba menos tiempo en recuperarse del estrés. Los niveles de cortisol se reducían más rápidamente en el grupo del té.

Además, también se observó que había una menor concentración de plaquetas en sangre entre los bebedores de té. (A mayor concentración, más riesgo de trombos y ataques al corazón.)

e desconoce aún cuáles de los ingredientes del té son los responsables en la recuperación ante situaciones de estrés, ya que el té es un producto químicamente muy complejo.

Se compone de elementos como catequinas, polifenoles, flavonoides y aminoácidos, y aún no se ha determinado en qué grado influyen en los neurotransmisores del cerebro.

Eso sí, del estudio se desprende que el té negro ayuda a recuperarse del estrés cotidiano. Si bien no reduce el grado de estrés, hace que la relajación sea más rápida. ¿A que ya tienes otro motivo más para disfrutar del té?

El artículo original lo puedes encontrar aquí (Black tea soothes away stress), en la propia UCL, donde además puedes consultar más datos sobre el estudio, su difusión y los responsables del mismo.





Comments

  1. Vicky says:

    Después de leer el post, me has convencido. Hoy, en lugar de menta, me prepararé un poquito de té y a ver si es verdad que, siguiendo con la costumbre, me sirve para rebajar un poquito el nivel de estrés… Que tengo que tener el cortisol por las nubes y las plaquetas multiplicándose como locas!

    ¿Ves? Si en algo se me nota el estrés es en que cada día estoy más paranoica! Ja,ja…

    • Casandra says:

      Espero que nos cuentes pronto que el té funciona o, al menos, alivia un poquito. Tú, tranquila, que no contamos sólo con el té. Iremos buscando y colgando en el blog todos los trucos y remedios que encontremos para darle la patada al estrés. :D