Motivación: Más técnicas para ponerse en marcha

Ocurre que hay días en los que sabemos perfectamente lo que hay que hacer, conocemos la importancia de la disciplina, nuestras metas siguen siendo las mismas y tenemos claro que es mejor actuar que no hacerlo. Sí, lo que ocurre, simplemente, es que no tenemos ganas.

Nuestra motivación se ha desplomado y cualquiera la levanta del suelo… Tranquilo. Por esos días pasamos todos y hay que contar con ellos. Pero, ¿qué hacemos entonces para ponernos en marcha?

He aquí algunas técnicas para probarlas en este momento de emergencia. La mayoría consiste en replantearse lo que se ha pensado antes:

  1. Generar el deseo: Tomarse unos minutos para visualizar las recompensas a nuestro esfuerzo puede poner en marcha el motor. ¡Qué satisfacción! Nos vemos llegando a la meta con el deber cumplido…
  2. Generar temor (lo contrario y menos recomendable): Imaginamos las consecuencias negativas de no ponernos en marcha. De acuerdo en que no es lo mejor, pero se trata de arrancar ahora.
  3. Contarle a alguien nuestros planes: Aprovechamos para decirle a cualquier semejante que nos vamos a poner manos a la obra. Sólo con hablar de ello podemos generar el impulso que necesitamos en este momento.
  4. Buscar un interés alternativo: Puede que hoy no sea suficiente la satisfacción del trabajo bien hecho, pero… ¿y si, por ejemplo, se piensa en el beneficio económico? O, algo más inmediato… ¿y si pensamos en terminar antes para hacer algo que nos gusta de veras?
  5. Llenarse de energía: La falta de ganas puede deberse al cansancio. Ya sabes: ejercicio, dormir bien, comida sana, etc. Eso es lo que necesitamos para cargar las pilas.
  6. Eliminar penas y preocupaciones o aparcarlas, al menos. Concedámonos un espacio para la acción y luego volvamos a ver qué se puede hacer con todo ese desbarajuste emocional. Claro que esto funciona si no se carga con desajustes graves, como la depresión, por ejemplo.
  7. Dar un pequeño paso: Ocurre a veces como en esas ocasiones en las que parece que no tenemos hambre. Damos el primer bocado y, a partir de ahí, seguimos comiendo.
  8. El humor: Recordemos que la risa es incompatible con el agobio. Unos minutos riendo obrarán maravillas.

Estas ideas están basadas en un artículo de Steve Gillman: “Seven Methods For Daily Motivation”. Seguro que alguno de estos consejos funciona en una situación determinada. Son como ese giro de llave que pone en marcha el motor que hoy no quiere arrancar.

Pongámonos en el peor de los casos: No hay forma de arrancar en este aciago día. No pasa nada. Siempre que no se deje de intentar, llegará el momento en el que el motor arrancará.

Sobre todo, conócete a ti mismo y estudia cómo funciona tu motor. Cada uno tenemos un motor distinto y nuestra propia llave para echarlo a andar. Se trata de una investigación que merece la pena, ¿no crees?





Comments

  1. Una de las tecnicas que mencionas y que me han servido es comentarle a alguien, pero que sea alguien a quien le importe, al hacerlo creas un "compromiso" y en ocasiones en caso de cumplirlo esa persona te lo recuerda y te lo reclama

    • Casandra says:

      Sí, funciona, sí… Incluso a veces no hace falta ni que te lo recuerde. Con tal de que no te diga nada, uno mismo actúa, ja, ja… A mí también me ha pasado a veces.

  2. Vicky says:

    De acuerdo con lo de contárselo a alguien, pero eso de pensar en el futuro, ya sea en las consecuencias negativas o en las positivas, a mí, personalmente, no me motiva nada. Casi que me agobia más… Prefiero ir día a día, poquito a poquito y, desde luego, lo que no falla es la risa y el sentido del humor. La mejor estrategia! :D

    También es cierto eso de comenzar por un pequeño paso. Poco a poco, uno va entrando en materia y, sin pensárselo mucho, acaba plantándole cara al asunto.

    • Casandra says:

      Es que cada persona ha de encontrar lo que le funciona a ella misma. Por generalizable que sea una opción, siempre habrá a quien de poco le sirva o incluso le perjudique… Eso sí, quitarle hierro a lo negativo y avanzar a un ritmo cómodo creo yo también que funcionan en muchas ocasiones.