Qué decirle a una persona deprimida

No hablamos de alguien que se ha deprimido porque su equipo fue derrotado, es decir, del que está temporalmente triste. Vamos a hablar de la DEPRESIÓN en mayúsculas.

La depresión es una enfermedad que afecta a millones de personas y sobre la que aún pesa un gran desconocimiento. Es por eso que, quizás en el intento de ayudar, se suelen decir determinadas frases a la persona deprimida que no le hacen ningún bien.

Ejemplos de esas frases son:

– Deja de quejarte.
– Todo está en tu mente.
– Estás así porque quieres.
– ¡Venga, anímate!
– Hay gente que lo está pasando mucho peor que tú.
– Deberías de dar gracias por todo lo que tienes.
– Sonríe. Hace un día maravilloso.
– ¿Por qué no pruebas a sonreír más?
– Elige ser feliz.
– Ponte las pilas.
– Todo el mundo se deprime alguna vez.
– Consigue un trabajo.
– Lo que pasa es que eres un egoísta.
– Sólo piensas en ti mismo.
– No es para tanto.
– Lo que no te mata, te hace más fuerte.
– Sal fuera y diviértete.
– Créeme. Sé cómo te sientes. Yo estuve deprimido el mes pasado.
– Yo sí que tengo motivos para deprimirme y mírame. Aquí estoy luchando.
– Necesitas un hobby.
– Intenta no estar deprimido.
– Si no te gusta cómo te sientes, cambia.

depresion

Ciertamente, algunas frases son más acertadas que otras, pero ninguna tiene en cuenta que la depresión es una enfermedad, un trastorno afectivo que impide a la persona que lo padece analizar la realidad en las mismas condiciones que alguien que no está afectado.

Frases como las anteriores alimentan el sentido de culpa del deprimido y le hacen sentir aun más solo e incomprendido. Entonces, ¿qué es lo mejor que se le puede decir a alguien con depresión? En esencia, algo para que se sienta comprendido y apoyado.

Son más reconfortantes frases como las que siguen, siempre que quien las diga, las sienta. Si no, mejor quedarse callado. Ejemplos:

– Eres importante para mí.
– No estás solo.
– Sé que estás sufriendo y no voy a dejarte.
– Esto pasará y lo superaremos juntos.
– ¡Oye! Que no estás loco…
– ¿Quieres un abrazo?
– Te quiero.

La depresión es una enfermedad que requiere de un tratamiento prescrito por profesionales de la salud y adaptado a cada persona. Sin embargo, el apoyo de las personas cercanas al deprimido es complementario e insustituible. Los lazos afectivos son cruciales en el proceso de curación.

He escrito sobre este tema porque pienso que la depresión no se soluciona leyendo cuatro frases, un par de libros de autoayuda o navegando por lugares como éste. Hay que conocer la enfermedad y acudir a servicios especializados, lo mismo que cuando se padece otra clase de dolencia.

El estupendo compendio de frases lo he extraído de Psych Central.

Por cierto, también dejo una página (en castellano) donde leer más sobre el tema: Respuestas a la Depresión.