Tiempo libre en el horario semanal

Este post está dedicado a aquellas personas que han pensado alguna vez: “Necesito tiempo para mí mismo, ¿pero de dónde lo saco?

horarioPersonas que a veces tienen la sensación de que 24 horas son muy pocas para dar cabida a tantos menesteres. A mí también me ocurre a veces.

Si te parece, vamos a enfocarlo desde un punto de vista muy práctico y sencillo: Rediseñemos nuestra agenda semanal.

No perdemos nada por probarlo y sí podemos optimizar el tiempo que nos dedicamos a nosotros mismos.

  • Primer paso: Hacernos con papel y bolígrafo para hacer una tabla con los siete días de la semana. Por supuesto que también se puede utilizar cualquier tipo de agenda o similar… En serio. Es mejor escribirlo que hacerlo sólo mentalmente.
  • Segundo paso: Rellenar los huecos que corresponden al sueño, las comidas y el cuidado básico personal. Puede faltar tiempo para cualquier otra cosa, pero para esto… ¡nunca!
  • Tercero: Rellenar los huecos que corresponden a otras actividades prioritarias y obligatorias. Por ejemplo: trabajo, reuniones y otros compromisos ineludibles, profesionales o familiares.
  • Cuarto: Ahora rellenamos los huecos del resto de tareas importantes que dependen sólo de nosotros: limpieza, compras, trámites, recados, etc.
  • Quinto: Establecemos también un tiempo de margen entre una actividad y otra, que correspondería a los desplazamientos o a los tiempos de espera. La idea es hacer el esquema lo más flexible y realista posible.
  • Sexto: Observamos los huecos que han quedado. ¡Ese es tiempo para nosotros! Si nos acogemos al esquema, sabemos que ahí hay un tiempo en el que podremos hacer lo que nos apetezca: ir al cine, echarnos una siesta, quedar con los amigos, practicar nuestro hobby, salir de paseo, etc.

Si no hay huecos libres, simplemente algo no funciona. Tiempo para dedicárnoslo a nosotros tiene que haber sí o sí, a menos que alguien opte por un estilo de vida alienante, sufrido y conformista. Es respetable, desde luego.

También es posible que la persona atraviese por una situación complicada en la que tenga que sacrificar muchos momentos de disfrute. En este caso, esperemos que cambie cuanto antes.

Si no se trata de una opción personal ni se está atravesando por un momento difícil, es preciso un ajuste en el horario. He aquí algunas recomendaciones:

  • Levantarse y acostarse siempre a la misma hora: Si dormimos más durante el fin de semana, el lunes y el martes andaremos “ralentizados” y nos suplirá menos el tiempo.
  • No dedicarle al trabajo más tiempo del necesario, a menos que el trabajo sea tan placentero como un hobby. Aun así, no puede hacer que descuidemos otros aspectos de nuestra vida.
  • Terminar lo obligatorio lo antes posible y, si se puede dejar algo preparado que facilite la tarea al día siguiente, mejor.
  • El apartado cuarto hay que simplificarlo, o lo que es lo mismo: reconsiderar su importancia, recortar tiempo, delegar tareas, agruparlas en menos días, etc.
  • Decir que no a ciertos compromisos sociales que nos quitan la oportunidad destinar esos momentos a actividades más gratificantes. Ejemplo: ¿Vas a ir a la comunión de la prima de la hermana de tu vecina si no te apetece? ¿Vas a irte a comprar un regalo y un traje para la ocasión? ¿Y sólo por quedar bien? Si te apetece, genial. Si no te apetece, cuida un poquito de tu precioso tiempo, que nadie te lo va a devolver.

Recuerda que son únicamente sugerencias y tú también puedes dejar las tuyas en el apartado de comentarios. Nos servirán a todos para extraer de la agenda más tiempo libre. Porque tenemos muchos compromisos de cara a la sociedad y hemos de cumplir con ellos, pero eso no puede suponer que nos descuidemos a nosotros mismos y a las personas que queremos.





Comments

  1. Definitivamente yo era una de esa personas que mencionas y no me siento nada orgulloso de ello…

    Lo que hice fue hacer un plan semanal y apuntar todo lo que tengo que hacer y dejar espacio para lo que iba surgiendo, me funciono muy bien… ahora estoy con una aplicacion en el celular que sirve para esto exactamente… 100% recomiendo hacer esta practica, asi sabras en que gastas el tiempo y que es lo que puedes reducir, incluso te daras cuenta que hay cosas a las que tienes que dedicarle mas tiempo y no lo haces…

    Por cierto, tu consejo de: "haz lo obligatorio lo antes posible"… excelente!!

    • Casandra says:

      Gracias, amigo. Me encanta que hagas esa aportación. Se trata de que cada persona encuentre el modo o las herramientas para gestionar su tiempo lo mejor posible. En estas fechas que nos toca vivir, sobre todo, donde estamos rodeados de agendas, horarios, relojes, etc., tenemos pocas excusas para ignorar dónde se están yendo los minutos de cada día.