Correr riesgos

Hay veces en la vida en las que…
riesgo

  • riendo corres el riesgo de parecer estúpido.
  • lloras y corres el riesgo de parecer un “sensiblón”.
  • vas tras otro y corres el riesgo de involucrarte.
  • muestras tus sentimientos y corres el riesgo de que conozcan cómo eres en realidad.
  • muestras tus ideas, tus objetivos, tus sueños y corres el riesgo de que te los roben o de que te tomen por loco.
  • amas y corres el riesgo de no ser correspondido.
  • tienes una esperanza y corres el riesgo de que no se realice.
  • intentas algo y corres el riesgo de fracasar.
  • vives y corres el riesgo de morir.


Aun así, el mayor riesgo en la vida es no correr ningún riesgo. Porque quien no se arriesga nada hace, nada tiene, nada es.

Adaptado de: Butlerwebs.com