Más ideas para relajarse rápidamente

Para aliviar el exceso de estrés, hemos ofrecido hasta la fecha algunas razones y recursos, incluidas algunas ideas para relajarse en pocos minutos.

Hoy nos dedicaremos a ampliar ese abanico de ideas. Recopilamos más, algunas de ellas suceptibles de llevarse a cabo incluso en el mismo puesto de trabajo.

Es hora de relajarse, amigos. Que cada uno escoja la opción que prefiera y… ¡a disfrutar de un día con menos tensiones!

1. Tomar una ducha o baño con agua caliente/templada.

Todo un clásico que no pierde efectividad con el paso del tiempo.

2. Música relajante.

Acomodarse unos minutos y dejarse llevar por sonidos o melodías que induzcan a un estado de calma. La musicoterapia sí funciona, pero cada persona ha de encontrar el repertorio de sonidos que provocan en ella uno u otro efecto. Esa búsqueda merece la pena, porque se trata de un recurso que, bien usado, es muy efectivo.

3. Yoga u otros ejercicios “lentos”.

Hay disciplinas como el yoga o el tai chi populares por su efectividad a la hora de frenar el estrés. Si aún no las practicas, también puede servir lo siguiente…

4. Estiramientos.

El simple hecho de estirar suavemente las extremidades después de llevar un tiempo en la misma postura es eficaz, ya que descongestiona y relaja los músculos aumentando su flexibilidad. Muchos animales lo hacen naturalmente y les funciona.

5. Un buen masaje.

También es un clásico por buenos motivos: alivia el estrés y otras molestias corporales; disminuye la presión arterial; mejora la circulación sanguínea y la flexibilidad, además de favorecer al sistema inmunitario.

Si tienes a alguien cerca que sabe cómo dar un buen masaje y quiere regalarte alguno o bien puedes darte el lujo de acudir a un profesional, perfecto. Si no, ahí viene la siguiente idea…

6. El auto-masaje.

Pequeños movimientos circulares con la llema de los dedos en las sienes alivian el estrés. También se pueden masajear de esta manera otras zonas del cuerpo donde se acumula bastante tensión, como el cuello y los hombros.

Y, si como yo, pasas mucho tiempo sentado, dedícale algo de atención también a piernas y glúteos. (Hay que ser un poco discreto con esto, pero por experiencia te digo que funciona.) 😀

7. Cuidado con los imprevistos.

¿Qué me dices de las llamadas de teléfono que interrumpen en el peor momento o cuando te “intercepta” un conocido en plena calle justo cuando te encaminas a atender otras prioridades?

Lo primero es lo primero. Hay que saber decir que no.

8. Las micro-tareas engorrosas.

Con éstas nos referimos a ese conjunto de pequeñas acciones que hay que hacer obligatoriamente y que interfieren con otras tareas prioritarias. Por ejemplo: llamadas que hay que hacer, e-mails que responder, compras inesperadas, recados, fregar los platos, etc.

Los especialistas en el manejo del tiempo recomiendan quitárselas de en medio cuanto antes, a la mayor brevedad posible. Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán, ya que padecerán menos estrés por minucias de este tipo.

9. Una siesta reparadora.

Una siesta de 20 a 30 minutos obra maravillas. Pasarse de ese tiempo puede aletargarnos o afectar a la calidad del sueño nocturno, pero llevado a cabo con moderación es un poderoso hábito anti-estrés.

10. Reír más.

No nos cansaremos de ensalzar los beneficios de la risa y de invitar a todo el que lea estas líneas a reírse más.

Los estudios dicen que los niños ríen de media unas 80 veces al día y los adultos sólo 5 ó 6. La razón por la que la mayoría de los niños sufre menos estrés que los adultos es porque se ríen más.

Alguien podrá decir que los adultos tienen más problemas que los niños, pero si mira hacia atrás podrá ver que problemas tenemos siempre. ¿Acaso no era fuente de estrés verse sobrepasado por una raíz cuadrada, por ejemplo? Cada edad conoce sus problemas. Luego ésa no es una excusa válida.

11. Añadir algo de variedad a nuestros días.

Cuando la monotonía es la principal fuente de estrés, combatirla es cuestión de abrirse a distintas alternativas. Aquí reunimos algunas de esas opciones para cuando la monotonía nos abruma.

12. Conducir sin nervios.

Para todos aquellos que no somos amantes de los vehículos motorizados, la tarea de conducir puede volverse especialmente desagradable y estresante.

Hacer uso de la música, procurar que el coche huela bien (no a gasolina ni a plástico recauchutado), desplazarnos sin agresividad con otros conductores o mantener una respiración adecuada son actitudes recomendables.

No confundamos atención y concentración con ultra-tensión. (Esto me lo aplico sin dudarlo.)

Espero que este barrido de ideas te haya sido útil. Si no, no hay problema. Seguiremos ampliando el repertorio en el futuro. También puedes ayudarnos a tal propósito dejándonos tu recomendación especial en los comentarios. Mientras, que tengas un feliz y relajado día. 🙂

Comments

  1. Mi mejor "metodo" para relajarme rapidamente es poner algo de musica y redactar un poco en un sitio web que tengo personal, asi que escribo lo que sea que traiga en la mente y saco todo el estres.

    • Casandra says:

      Muy, muy bueno… Hay personas que deberían darle una oportunidad a este recurso. 🙂 A mí, a día de hoy, hay dos actividades que me relajan mucho: limpiar y hacer algo de ejercicio. Lo suyo es que cada uno descubra qué funciona en su caso…

  2. hay personas o habemos personas que de vez en cuando nos sentimos vacías, o creemos que los días pasan sin provecho; ¿por qué? Por el mal manejo del tiempo. Indudable

    • Casandra says:

      Estoy contigo. Un día bien gestionado da para mucho, por lo que ir aprendiendo a sacarle partido a nuestros momentos (de trabajo, ocio… o lo que sea) va a aumentar nuestra cuota de bienestar. Fijo que sí.

  3. Concuerdo con la ducha caliente, no hay nada más relajante que después de un día agotador te des una ducha caliente, es como renacer…

    Saludos,

  4. manuel says:

    Tienes razon .en la vida personal lo mejor son: los baños calientes,la musica clasica, el yoga, dormir con musica,el tai chi,la sugestion positiva y el humor

    En lo social compartir una deliciosa cena o unos tragos, el baile la musica las charlas,los paseos…. y muchas cosas mas para disfrutar de la vida

    • TBM - Casandra says:

      Gracias por el aporte, Manuel. La mayoría de tus propuestas son irresistibles. 🙂 Es cuestión de que cada uno de nosotros haga ese inventario al que acudir para evitar ser desbordado por el estrés.

      Un saludito.