Trucos para la interacción social de tímidos e introvertidos

Las habilidades sociales nos sirven para conectar con otras personas y son tremendamente útiles, imprescindibles en nuestra vida, porque gran parte de nuestras experiencias son compartidas con otros.

tímida

Las personas extrovertidas llevan una gran ventaja en este terreno. En cambio, para los tímidos e introvertidos el contacto con otras personas y el establecimiento de vínculos con ellas se complica.

Pero esto casi siempre es debido a una “minúscula” circunstancia: la falta de práctica.

En el caso de los introvertidos, la falta de práctica se debe a que les gusta vivir de puertas adentro; se sienten bien en su pequeño círculo o con ellos mismos y no dependen tanto del contacto social. Sin embargo, éste es muy necesario e inevitable en algunas situaciones.

En el caso de los tímidos, la falta de práctica es debida a su inseguridad. Quieren “salir” y no les sale.

Vamos a ver algunas técnicas o trucos para entrenarnos en el arte de conectar con otros seres humanos. Si eres un poco tímido o introvertido, no estaría de más que nos echaras una mano. ;)

1. ¡Adelante! ¡Hazlo!

Por el mundo hay dispersos un montón de tímidos que nadie diría que lo son. A la hora de la hora… ¡se lanzan! No lo piensan y siguen el conocido lema de Nike (Just do it!).

Ahora, tú. ¡Hazlo! ¿No hay manera? Sigamos con lo demás…

2. Relájate

Intenta tranquilizarte en lugar de estar dándole vueltas mentalmente a ese evento social que va a ocurrir dentro de pocas horas.

Disfruta de una película, de un vídeo que te haga reír. Así, al menos, llegarás al punto de encuentro con un aire relajado y quizás sonriente que te facilitará las cosas.

3. Plantéate metas simples

Si eres un gran tímido, quizás no te plantees ser el alma de la fiesta o de la reunión, pero puedes comenzar por iniciar alguna que otra conversación sencilla.

El asunto está en practicar para ir adquiriendo soltura. No importa lo “abajo” que se esté; siempre se puede progresar.

4. Deja que te ayuden tus amigos extrovertidos

¿Para qué están los amigos? Para apoyarse mutuamente, ¿no?

Pues en este caso el apoyo estaría en que ellos iniciasen algunas conversaciones o, por ejemplo, en que te presentaran a alguien.

Los extrovertidos son de gran ayuda para que los introvertidos se integren, siempre que no estemos hablando de extrovertidos sedientos de afán de protagonismo. Vale. Eso es otro cantar.

5. Acepta tus nervios

Estás nervioso y tiemblas como un flan. ¿Y qué? ¡Estás vivo! No finjas que estás más tranquilo que la brisa estival. Haz lo que puedas y punto.

6. Deja que otro lleve la voz cantante

Esto relaja mucho. Puedes preguntar a la persona con la que estás y escuchar mucho más de lo que hables. Verás que la presión va disminuyendo.

A muchos les encanta hablar de sí mismos y pueden estar horas sin cansarse. Si te ocurre esto con alguien, en dos o tres horas te olvidas de que eres tímido y seguro que le pides una aspirina o una botella de whisky. :lol:

7. Tira las etiquetas a la basura

La etiqueta de tímido, la de introvertido o las dos. Cuanto más definido te sientas y más asumida tengas tu timidez o introversión, tanto peor. Rompe con las etiquetas.

Nadie te ha grabado esas características con un hierro en la piel. Y, cuando quieras salir del cascarón para establecer contacto con alguien, poco favor te vas a hacer a ti mismo recordando lo difícil que te resulta porque siempre has sido tímido o introvertido.

 

Los anteriores son trucos y consejos propuestos por personas introvertidas o tímidas (en lifehack.org). Sí, esas personas que lo viven en sus carnes. Siete introvertidos, siete consejos.

Por mi parte, que reconozco que tiendo a la introversión (aunque tampoco me hace gracia ponerme etiquetas), contribuiré a este conjunto de ideas con otro punto.

8. Quiérete así

¿Qué ocurre? ¿Tienes menos arte para relacionarte socialmente que otros? Pues es buena idea ir perfeccionando o aprendiendo modos y maneras para conectar con los demás, pero antes de eso… ¡quiérete así, como eres ahora!

Cuando te respetas y vives a gusto contigo mismo son mucho más fáciles todos estos aprendizajes.

Que no tengas la chispa o el carisma de un líder de multitudes, no es excusa para apreciar la persona que eres. No esperes que otros lo hagan; hazlo tú primero.
.

Hasta aquí nuestros tips para tímidos e introvertidos del mundo. ¿Quieres aportar el punto número 9? Venga, anímate. ;)

Imagen de iLikeSpoons

Comments

  1. Vicky says:

    Me da a mí que ninguno de los consejos tiene sentido sin aplicar antes el último.
    Ah! También soy partidaria de tirar las etiquetas a la basura pero, de tener que aplicarlas, he descubierto, gracias a esta entrada, que más que introvertida, soy tímida… y yo que lo tenía por lo mismo… Puf! Gracias!!! Estoy aprendiendo un montón con tu blog!

    • Tus Buenos Momentos says:

      Lo que importa, más que la etiqueta, es la situación a resolver. Y yo también creo que es bueno comenzar por aceptarse a uno mismo, torpezas incluídas. :)

  2. Edisson says:

    Yo no le veo nada de malo que una persona sea introvertida.
    Yo son introvertido, pero aun así tengo amigos(pocos), estoy casado, tengo trabajo y vivo feliz. El problema ocurre cuando se es introvertido en exceso y eso te impide vivir feliz o realizar las actividades que te gustan.
    Todos tenemos un lado introvertido y extrovertido, pero claro siempre tendemos más hacia un lado.
    También quería decir que una persona que es introvertida no tiene que ser obligatoriamente tímida.

    • TBM - Casandra says:

      Pienso que tienes mucha razón, Edison. El introvertido no tiene porqué ser tímido. A menudo se asocian ambos conceptos y, aunque coincidan en bastantes personas, la introversión y la timidez son características distintas. En el texto sólo hay una pequeña pincelada al respecto.

      Por otra parte, claro que se puede tener una vida razonablemente plena y feliz siendo introvertido. El único inconveniente, como tú subrayas, es el exceso que, como tantos otros, supone limitaciones. Lo mismo ocurriría en el caso de una persona exageradamente extrovertida, sólo que en su caso serían diferentes limitaciones.

      Muchísimas gracias por tu punto de vista. :) (Ah… Yo también tiro más hacia la introversión y me siento muy cómoda con ella.)
      Saludos!!