10 Razones para disfrutar de un paseo en solitario

Pasear en solitario, además de ser un ejercicio cardiovascular saludable, puede ser un auténtico placer equiparable, porqué no, a pasarlo bien en compañía.

Hace años me acostumbré a salir por la tarde en compañía de mis amigos. A veces éramos dos y, otras, un montón de gente. Disfrutaba de las risas, de las tertulias improvisadas, de los comentarios sobre una película después de verla, ya sabes, de esas cosas que comparten los amigos.

Conforme pasaba el tiempo, había veces en las que se me hacía difícil coincidir con alguien y, estando sola, ya no le encontraba el mismo gusto a pasear.

Pero, como esa situación se iba repitiendo cada vez con más frecuencia, aprendí poco a poco a sacarle partido a los paseos en solitario.

paseo solitario

Hoy se me ha ocurrido hacer una lista de razones para disfrutar de ese tipo de paseo, en lugar de entristecerse por no tener con quién compartirlo y, quizás, encerrarse en casa.

Salgamos a ver qué hay fuera… 😉

Razones para disfrutar del paseo solitario

  1. Es saludable y no sólo porque tomas el aire y/o el sol, que falta hacen.
  2. Marcas el principio, el fin del paseo y las “estaciones”: El parque, el cine, la tienda de electrónica… ¿o qué tal caminar sin rumbo fijo?
  3. Caminas al ritmo que te apetezca. Eliges la velocidad “crucero”, para ver los escaparates, o bien un paso más ágil, para desentumecer los músculos.
  4. Si lo haces todos los días, animosa y constantemente, te sirve para quemar calorías y tener unas piernas fibrosas.
  5. Puedes cambiar de itinerario en cualquier momento sin consultarlo con nadie.
  6. Contemplar un atardecer sin palabras de por medio es un lujo a tu alcance.
  7. Tus pensamientos pueden elevarse dando su propio paseo por senderos reales o imaginarios.
  8. El paseo es compatible con escuchar tu música favorita. Un placer añadido.
  9. Quizás encuentres a alguien interesante en el camino. Si no, no pasa nada… Bastante hay con todo lo anterior.
  10. Dormirás mucho mejor que si te quedas en casa viendo la tele.

.
Si resides en un lugar en el que tengas que tomar tus precauciones y medidas de seguridad antes de salir, tómalas, pero no te prives del placer de explorar en solitario.

Imagen de pfv

Comments

  1. Ay! Ahora nos pasamos más rato apalancados en nuestros sofás: con la TV, las wiis y todas esas cosas, se nos ha olvidado lo bueno y saludable que es salir por ahí a darse una vuelta aunque sólo sea para estirar las piernas y tomar algo de aire.
    Es verdad que se duerme mucho mejor cuando se camina un poquito a diario o casi a diario… Por otra parte, la circulación mejora considerablemente. Esos calambrazos que en mi caso notaba en las piernas, mejoraron y eso es de agradecer.
    En fin; que es un lujazo que no cuesta dinero y, en esta época de crisis, vale la pena recomendarlo… Muaaaas!

    • Tus Buenos Momentos says:

      Gracias por dar más argumentos a favor del paseíto; un ejercicio muy recomendable. 😉

  2. Yo lo que suelo hacer es, cuando es cuesta abajo voy pensando en mis cosas, montándome millones de historias, y cuando es cuesta arriba me pongo música para que así se me haga más llevadero. Sí, son tonterías pero a mí me funcionan.
    Un besazo

    • Tus Buenos Momentos says:

      ¡Es verdad! Es distinto. Yo vivo en un sitio lleno de cuestas y me noto más propensa a cantar (mentalmente) cuando voy cuesta arriba. 😆 Qué curioso… Gracias, Alba!

      Besos!!