Cómo responder a un cumplido

Un cumplido es un regalo y como tal hay que agradecerlo.

Las personas con baja autoestima, generalmente, no saben aceptar los cumplidos.

Si alguien les dice: “¡Qué buen trabajo!”, suelen responder: “Era muy fácil” (o algo similar).

En lo que respecta a la apariencia, igual:

- Estás muy guapa.
- Es el color negro, que me favorece.

Por supuesto, la persona con baja autoestima no tiene la intención de ofender o molestar a quien le hace el regalo. Simplemente no se identifica con esas palabras, ¿pero por qué no aceptarlas sin más?

Es que sienta mal decirle a alguien una palabra amable y sincera, y que la rechace como si le hubieses estornudado en la cara. ¿No te ha pasado alguna vez?

De acuerdo, recibimos cumplidos de todo tipo; unos son sinceros y otros no. Pero aceptarlos es una cosa y creérselos es otra.

De hecho, no hay que creer todos los cumplidos y menos cuando se ve a kilómetros que vienen de un adulador. (De cumplidos y adulaciones ya habíamos hablado antes de manera más extensa.)

Pero vamos a lo importante…

lazo de regalo

Responder al cumplido

En Little Things Matter recomiendan tres simples pasos:

  1. Mirar a los ojos de quien hace el cumplido. Este gesto añadirá sinceridad a la siguiente palabra.
  2. Decir “Gracias”, mientras se mantiene el contacto ocular, y agregar una sonrisa como colofón.
  3. No explicar nada más. Con lo anterior basta, pero si urge la necesidad de explicar algo, que sea muy breve y positivo.

 

Imagínatelo con los ejemplos que hemos puesto al principio:

- ¡Qué buen trabajo!
- Gracias.

- Estás muy guapa.
- Gracias. Tú también.

¿A que es simple? Es sencillo y de mucha utilidad para mejorar nuestras interacciones con los demás. Ahora, ¡a practicar!

Espero que te sirva y, si no te sirve, mejor. Eso es que ya manejas el truco. ;)

Comments

  1. Prometo ponerlo en práctica porque me tienen reñido por no saber aceptar los halagos, pero lo cierto es que no me gustan, me hacen sentir muuuuuuuy incómoda, prefiero pasar inadvertida :), así soy más feliz,jiji.

    Un besazo

    • Tus Buenos Momentos says:

      Es que a veces los cumplidos son difíciles de manejar. Quizás lo más sencillo sea comenzar aceptando los de esas personas que nos aprecian de veras, y acostumbrarse a darlos y recibirlos.

      A mí también me costaba aceptarlos (algunos todavía me cuestan). También es cuestión de práctica.
      Besotes!!