Salir más a la calle

Cuántas veces en mi vida habré escuchado este consejo: Deberías salir más a la calle; tienes que salir más a la calle

Tantas veces como para no resistirme a escribir sobre él, porque por temporadas no salgo demasiado.

Yo no soy mucho de recibir o dar ese tipo de consejos. Prefiero las ideas (¿Y si sales más a la calle?). Pero hago excepciones y ésta es una de ellas.

Definitivamente, reconozco que salir más a la calle es un consejo que me da el empujón que necesito, amén de ser una idea muy buena.

¿Qué te parece si nos convencemos de que lo es?

salir a la calle

Para qué salir a la calle

Ya vayas solo o acompañado, aquí tienes algunas razones que te invitan a abrir la puerta y poner el pie afuera:

  1. Para mover tu cuerpo. El sedentarismo hace mucho daño.
  2. También es un ejercicio estupendo para tus ojos, que tienen que enfocar a distintas distancias (cosa que no ocurre cuando mantienes todo el día la vista fija en la tele o el ordenador).
  3. Para conectar con la Naturaleza y disfrutar de las maravillas que brinda (el canto de los pájaros, el olor de la tierra, el sonido de las hojas de los árboles, etc.). Ya sabes, todo eso que no ves cuando estás tan ocupado.
  4. Para que el sol sintetice la vitamina D en tu organismo.
  5. Para oxigenar tu sangre con el aire fresco.
  6. Para relajarte, consecuencia de lo anterior y del alivio de desconectar un rato de las presiones que hay bajo el techo.
  7. Para dormir esta noche plácidamente.
  8. ¿Y si encuentras a alguien con quien compartir un rato agradable?

Quizás me esté dejando alguna razón importante. Pero, si se te ha ocurrido a ti, enhorabuena. Ya tienes otra más. 😀

¿Adónde ir?

Si tu presupuesto es reducidísimo, como el mío, quizás no sea plan de ir hoy de compras, al cine o al teatro.

No pasa nada. Para eso están opciones gratuitas como éstas:

  • Vete a dar un paseo sin rumbo fijo. Camina, sin más.
  • ¿Hay un parque grande cerca de tu casa? ¡Qué suerte tienes! ¿Y si pedaleas por ahí un rato?
  • También puedes jugar a la pelota (o a lo que sea), como en los viejos tiempos. ¿Por qué no? En la playa, en el campo, en un rincón seguro del barrio…
  • ¿Algo más sereno? Come en la terraza, en el patio, en el jardín… Donde sea que te dé el aire.
  • ¿Quieres contacto con la humanidad? Disfruta de los espectáculos al aire libre: conciertos, procesiones, fiestas locales, verbenas…

Hay mucho que ver afuera, mucho que hacer y la propuesta es muy saludable, siempre que se tomen las precauciones necesarias.

¿Te parece si nos vamos a dar una vuelta?

Imagen de heikof

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...