Cambiar dos hábitos para lograr un estilo de vida más saludable

frutaSi tu estilo de vida no es muy saludable y crees que necesitas un cambio radical, sólo necesitas enfocarte en un par de hábitos saludables.

Cuando los adquieres, provocan un efecto dominó muy beneficioso sobre el resto de hábitos relacionados.

Eso es lo que nos dice un estudio reciente llevado a cabo por la Feinberg School of Medicine (de Chicago).

Los investigadores trabajaron con 204 personas, de edades comprendidas entre los 21 y los 60 años. Personas con un estilo de vida sedentario, que hacían poco ejercicio físico, que comían poca verdura, poca fruta y que consumían en exceso alimentos ricos en grasas saturadas.

Las dividieron en 4 grupos y les encargaron distintas misiones:

  • El primer grupo tenía que comer más fruta y verdura, y hacer ejercicio de manera regular.
  • El segundo tenía que reducir el consumo de grasas saturadas y evitar las actividades sedentarias.
  • El tercero, disminuir la ingesta de grasas y hacer más ejercicio.
  • El cuarto, comer más fruta y verdura, y evitar actividades sedentarias.

Según los resultados, los participantes que adquirían dos hábitos saludables encontraban más sencillo cambiar los demás.

Por ejemplo, los que comían más fruta y verdura y pasaban menos tiempo viendo la tele o frente al ordenador (grupo 4) tendían a comer menos grasas saturadas sin habérselo pedido.

Esto se explica porque nuestros hábitos están interrelacionados; se complementan y se sustituyen entre sí.

Sin embargo, también nos avisan de que hay un hábito que se resiste a este efecto dominó: el ejercicio físico. Este hábito hay que abordarlo de manera directa, pero vale la pena, ¿no crees?