Ideas para divertirte en un día lluvioso

Está lloviendo a mares y no tienes planes para salir de casa, pero tampoco te seduce la idea de irte a dormir más temprano o de resignarte al aburrimiento.

día lluviosoSeguro que se te ocurre algo para evitar lo anterior pero, por si acaso, aquí va una lista de propuestas.

¿Quién sabe? Igual se te despiertan las ganas de hacer algo de lo siguiente…

1. Cuídate

Date un baño relajante. Aprovecha para hacerte algún arreglo en el pelo. Píntate las uñas con un color nuevo. Pruébate algo de ropa. Mira si funciona esa mascarilla exfoliante…

Todos esos pequeños o grandes arreglos llevan tiempo y hoy puede ser el día perfecto para dedicarle un rato extra al acicalamiento personal. ¿Por qué no?

2. Comparte esos cuidados

Si tienes pareja, quizás se apunte a la sesión de autocuidado. ¡Genial! ¿Qué tal si os regaláis un masaje relajante con esencias? Está bien como ejemplo desestresante… :D

3. Acompáñalo con música

La lluvia cae produciendo su propia música y quizás a ti te apetezca acompañar ese sonido con el de esa selección musical que utilizas para relajarte o meditar.

O puede que te inspire para tocar un instrumento o para aprender a tocarlo.

Y, si lo que necesitas es movimiento, la lluvia puede acompañarte mientras tú te mueves por la casa bailando salsa, disco o lo que te parezca.

4. Lee

Busca la compañía de un buen libro y siéntate frente a la ventana o en tu sillón favorito junto a la chimenea. Ahora, déjate llevar… ¿No es éste otro placer mayúsculo?

5. Escribe

Deja que salgan todas esas emociones o ideas que fluyen dentro de ti.

Podrías escribir una canción de amor, un poema o una carta. O quizás te apetezca aprovechar este momento de quietud elaborando la lista de regalos navideños o escribiendo algún artículo en tu blog.

6. Haz trabajos manuales

A mí se me daban fatal las manualidades cuando estaba en la escuela, pero más de un día como éstos me ha apetecido recopilar fotos, hacer un collage o algún regalito a mano para alguien especial.

7. Charla

Puede ser el día indicado para hacer una llamada telefónica que llevas tiempo postergando, para un encuentro “internetero” o para invitar a tus amistades a una agradable tertulia cafetera.

8. Organiza un maratón cinéfilo

Hablando de invitaciones, también puede ser buena idea reunirse para disfrutar unas cuantas películas y comentarlas.

Y, si estás tú sólo, ¿qué tal unas horitas de placer audiovisual?

9. Juega

Otra buena alternativa para la diversión dentro de casa es el juego, ya sea a solas o en grupo. Y, cuando es compartido, las risas están prácticamente aseguradas…

Esconder un “tesoro” en casa para que alguien lo busque. Contar historias inventadas. Amenizar la tarde con el trivial, el monopoly, el parchís o armando un puzzle en grupo.

El límite sólo lo pone tu imaginación.

10. Cocina

Quien dice cocinar, dice aprender algo nuevo. Yo apunto la cocina porque me haría falta un buen barniz y porque es algo que puedes compartir con tus familiares y amigos. ¡Ah! Y también con tus enemigos, si cocinas como yo.

Busca tu mandil, una receta exquisita y experimenta entre fogones. Quizás el resultado sean unas deliciosas galletas caseras, un bizcocho o cualquier otra exquisitez con la que te ganes una merecida ovación. :)

Conclusión: Tú puedes convertir un día frío, lluvioso y desapacible en un momento divertido, relajante, sabroso… o lo que prefieras. Depende de ti.