Trucos antiedad para el cuidado de la piel

Con el paso de los años, la piel tiende a perder su elasticidad natural, empeora su aspecto y desarrolla arrugas de contorno y expresión.

cuidados para tu pielAunque devolver la juventud a la piel puede parecer una misión imposible, hay algunas cosas que puedes hacer para darle un aspecto más joven.

Estos son algunos de los trucos antiedad que puedes aplicar al cuidado de tu piel.

Maquíllate

El maquillaje puede ser tu gran aliado antienvejecimiento, pero debes aprender a aplicártelo correctamente. Tu piel cambia con el paso de los años y, del mismo modo, debes variar la forma en la que te maquillas.

Los profesionales recomiendan seguir los siguientes consejos de maquillaje para ayudar a que tu piel luzca más joven:

  • Utiliza cremas en lugar de polvos, ya que las cremas no tienden a acentuar las líneas de expresión tanto como los polvos.
  • Emplea colores cálidos y luminosos.
  • Elige una base de color más claro de la que piensas que necesitas. Utiliza un autobronceador en lugar de usar un tono más oscuro para la base.
  • El delineador de labios no debería ser más oscuro que el color de lápiz labial.
  • Usa colores fríos y claros sobre los ojos.
  • Extiende el maquillaje con suavidad y no estires ni frotes la piel durante su aplicación.
  • Busca un maquillaje con efecto “brillo” para añadir luminosidad a la piel.

Hidrátate a diario

Incluso si tu piel no está seca, necesita que la hidrates a diario. Con la edad, la piel se vuelve más seca, aunque a simple vista no lo parezca, porque las glándulas sebáceas no segregan la misma cantidad de grasa que antes.

Busca cremas hidratantes que contengan vitamina E y aceites naturales

    . Las cremas hidratantes a base de aceite de almendras dulces son muy eficaces y, de hecho, el uso de aceite de almendras dulces aplicado directamente sobre la piel madura puede ayudar a que se vea más joven.

Utiliza una crema hidratante como base antes de aplicarte el maquillaje y recuerda nutrir tu piel con una crema de noche antes de acostarse.

Limpia tu piel con suavidad

Para mantener limpia la piel, necesitas usar un limpiador con base hidratante.

Los expertos en el cuidado de la piel aconsejan aplicar los limpiadores con suavidad y secarse la piel dando golpecitos en la cara con una toalla de algodón y nunca utilizar agua muy caliente para lavarse el rostro.

Bebe agua

Tu piel necesita que la hidrates desde el interior. Aunque los zumos naturales y otras bebidas saludables te pueden hidratar y aportar una gran cantidad de vitaminas, asegúrate de que bebes agua.

El té, el café, los refrescos y los zumos no son tan beneficiosos para tu piel como el agua.

Masajéate

Comienza el día dándote un suave masaje en el rostro cada mañana. Te ayudará a que tu piel presente un aspecto más joven y relajado.

Además, masajear la piel aumenta la circulación local y es muy agradable.

Olvídate del humo

Si fumas, déjalo cuanto antes. Los expertos advierten de los efectos nocivos del tabaco, tanto por dentro como por fuera.

Fumar no solo produce radicales libres dañinos en tu cuerpo que comprometen el tono y la salud de tu piel, sino que disminuye la circulación en todo el cuerpo, causando la constricción de los vasos sanguíneos.

Así, la piel de tu rostro recibe menos sangre y es propensa a desarrollar antes de tiempo arrugas y flacidez y a tener un aspecto envejecido, incluso en las personas más jóvenes. Deja de fumar y tu piel te lo agradecerá.

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...