De la ira a la calma en 3 pasos

Apuntamos una guía simple y práctica para manejar la ira: del rojo encendido de la indignación al verde calmado. Tal cual, como un semáforo.

La ira no es un comportamiento, sino una emoción. Es decir, algo temporal e intenso que comienza con una respuesta física del organismo.

Te late el corazón a mil por hora. Haces respiraciones más cortas. Sientes calor en la cara. Te sube la temperatura en todo el cuerpo y sudas. ¿Estás enamorado? ¡No! Estás furioso.

En tu semáforo se enciende el rojo, que amenaza con estallar. ¿Cómo manejas la situación cuando tienes la adrenalina por las nubes?

homer furiosoSi te dejas llevar por la ira, quizás la emprendas a golpes, a insultos o digas cosas de las que más tarde te arrepientas.

Pero tampoco puedes reprimirla, tragándotela como una bolita, para que esa hostilidad siga creciendo dentro de ti.

La solución es canalizar adecuadamente ese malestar. Y aquí nos explica Marian Dwyer cómo se hace eso (a grandes rasgos):

Fase 1 (ROJO)

Ardes de cólera. Reconócelo y observa la respuesta de tu cuerpo, que puede asemejarse a la que hemos descrito arriba.

Fase 2 (ÁMBAR)

Necesitas darte tiempo para respirar con calma, para pensar y decidir qué hacer. Quizás sea buena idea aislarte durante esos minutos o recurrir a otras técnicas efectivas para ti (como éstas, por ejemplo).

Fase 3 (VERDE)

Ahora toca liberar ese malestar abordando el problema, comunicándolo. Toca escuchar a la otra persona y expresar tu punto de vista.

Guardar dentro la ira puede provocar quistes de resentimiento que pasan factura a largo plazo.

 

¿Es difícil? Tienes razón. Es más fácil dejarse llevar como un energúmeno que aprender a manejar la ira para que no nos haga daño a nosotros ni al resto.

Pero aquí apostamos por lo segundo.

Imagen de Thomas Hawk

Comments

  1. Mariano says:

    Hola,
    Me gustaría llenar de tiros a un amigo que ya me tiene re podrido con los comentarios que hace y la envidia que me tiene!
    Tendría que matarlo a golpes!!! Escucho sugerencias…
    Adiós!

    • Uy, Mariano! Espero que a estas alturas se te haya pasado esa ira homicida. 😉 La mejor sugerencia: Deja a tu amigo o guarda las distancias.

      Total, él a ti te está echando abajo con sus actitudes y tú, por lo que deduzco, no lo soportas. ¿Qué amistad es ésa?

      No te hagas mala sangre con una relación que no va a ninguna parte y dedica tu tiempo y tus afectos a otras personas. ¿No te parece?

      Un saludo. Cuídate!