El lado bueno de la nostalgia

Vas de mano de la nostalgia. Esa dulce compañera que te invita a mirar al pasado.

cinta cassetteRecorres momentos felices en tu memoria y deseas envolverte de nuevo con aquellas risas, aquellos sueños, aquellos instantes de plenitud…

Te entristece darte cuenta de que tan sólo son recuerdos.

Un momento. ¿Sólo recuerdos?

El pasado ha construido tu presente

La principal virtud de la nostalgia es ésa: De su mano exploras las experiencias que te han llevado a ser la persona que eres.

Los recuerdos son importantes, ya que sin ellos no tendrías identidad.

Es una suerte que puedas conectar con aquellos días pasados para observar el camino que has recorrido desde entonces.

Un camino que continúa

¿Dónde estás ahora?

Miras atrás para saborear esos buenos tiempos, que son parte de ti. Pero también lo son esos instantes que estás viviendo ahora.

La realidad es muy diferente. Te rodea otra música, otra gente y hasta puede que otra cultura.

Tu reto es desenvolverte ahora, tomar parte de lo que sucede alrededor. Porque “tu tiempo” no fue aquel tiempo del pasado. Éste también lo es.

Desidealiza el pasado

El pasado, como el día de hoy, tuvo sus momentos grises y negros. Si les das más importancia a los que fueron de color rosa, tendrás la sensación de que aquel tiempo fue más feliz.

Quizás no lo fue. Al mirar el camino que has recorrido también has de fijarte en esos baches, en todas esas experiencias menos agradables que superaste.

Hay un poco de todo en el pasado y en el presente. Saborea lo bueno de ayer y también lo bueno de hoy.

Basado en: What’s So Nice about Nostalgia?, en Psychology Today.

Imagen de TheAlieness GiselaGiardino