Una respuesta inteligente: “No lo sé”

No lo sé” es una respuesta inteligente, responsable y honesta. ¿Por qué tenerle miedo?

dudasQuizás no es la respuesta ideal en determinados exámenes o entrevistas. De acuerdo.

Y, si la usas constantemente, puede dar la impresión de que te da pereza pensar, escuchar o responder a los demás.

Pero, ocasionalmente, decir “No lo sé” es muy recomendable.

¿Te asusta que los demás piensen que eres ignorante, perezoso o un pasota monumental?

Despreocúpate de lo que puedan pensar y, con más motivo, por estas razones:

“No lo sé” es una respuesta honesta

La honestidad requiere valor y el valor inspira respeto.

Respeto por una persona que no improvisa una respuesta sin estar seguro de lo que dice. Que no quiere arrastrar a otro al error o la confusión. Que admite no saberlo todo y muestra su cara más humana. Algo que, además, le otorga credibilidad.

Lo increíble es encontrarse a alguien que siempre tenga una respuesta para cada cosa.

Te acerca a los demás

Además de parecer humano diciendo “No lo sé”, esta respuesta puede acercarte a otra persona que tenga la misma duda.

Y ése puede ser el inicio de un provechoso aprendizaje cooperativo.

– Papá, papá… ¿Cómo hago una maqueta del sistema solar?

– No lo sé. ¿Lo averiguamos juntos?

Denota inteligencia

Sólo una persona tonta pensaría que otra es tonta sólo por responder: “No lo sé”.

Esta deducción tan aguda no es mía. La leí hace meses en un blog. Su autor, Derek Sivers, la explica mejor que yo. Pero, en esencia, dice lo siguiente:

Si te hacen una pregunta y respondes: “No lo sé”, una persona inteligente quizás piensa que no es tu especialidad, que no has tenido tiempo de averiguarlo, que estás despistado… Es decir, le encuentra una explicación más o menos elaborada a tu respuesta.

El tonto, no. El tonto se va a lo simple. Salta directamente a las conclusiones, cuanto más planas y rápidas, mejor. Y lo más rápido, cuando te escucha decir: “No lo sé”, es pensar que tú eres tan tonto como él.

 

Conclusión personal de todo esto: No le temas a no saber algo. Témele a no querer aprenderlo y témeles más a aquellas personas que se sienten libres de toda duda.

Imagen de UvaFragola