Mejora tu salud con el aceite de hígado de bacalao

El aceite de hígado de bacalao presenta numerosos beneficios para la salud, aparte de reducir la presión arterial y el riesgo de padecer enfermedades del corazón.

El aceite de hígado de bacalao es un suplemento beneficioso para las personas de todas las edades. Contiene una cantidad considerable de nutrientes esenciales necesarios para mantener la salud y el bienestar, además de ácidos grasos Omega-3, vitamina D y vitamina A.

Omega-3

Los ácidos grasos Omega-3 que contiene el aceite de hígado de bacalao son grasas buenas que nuestro cuerpo necesita.

Entre otras propiedades, ayudan a disminuir la presión arterial, reducen el riesgo de enfermedades del corazón, refuerzan el sistema inmunológico y contribuyen a la salud del cerebro, potenciando la memoria y la concentración.

Nuestro organismo no puede producir por sí mismo estos ácidos grasos esenciales, por lo que hemos de consumirlos mediante la alimentación. Un suplemento de aceite de hígado de bacalao nos garantiza que estamos consumiendo la cantidad de Omega-3 que necesitamos para que nuestro organismo funcione bien.

Vitamina D

La vitamina D es importante para la salud ósea y muscular, ya que ayuda al cuerpo a absorber el calcio. Esto implica que también podría contribuir a reducir el riesgo de problemas óseos en determinadas poblaciones.

Al igual que el Omega-3, también favorece el fortalecimiento del sistema inmune y ayuda a mantener la piel y el pelo sanos. En combinación con éste, favorece los procesos de regeneración de la piel.

Vitamina A

El tercer ingrediente importante presente en el aceite de hígado de bacalao es la vitamina A. Uno de los mayores beneficios de la vitamina A es que puede ayudar a mejorar la visión. También contribuye a la producción de colágeno.

La vitamina A trabaja con la vitamina D para reforzar el sistema inmune y también puede ayudar al cuerpo a combatir las infecciones crónicas.

 

Una de las mejores fuentes de estos tres nutrientes esenciales es el aceite de hígado de bacalao. Tomarlo en forma de suplemento -la presentación en forma de perlas es la más habitual- tiene numerosas ventajas.

Una perla de 1000mg de aceite de hígado de bacalao junto a las tres principales comidas nos garantiza un gran aporte correcto a nuestra dieta de estos nutrientes a la vez que evitamos el peculiar sabor del aceite de hígado de bacalao en crudo.