El miedo a la amistad

Uno de los mayores problemas que solemos tener las personas en las relaciones es el miedo a expresar lo que sentimos.

Miedo que puede convertirse en un muro autoimpuesto, que se alza cuando sentimos algo por alguien, ya sea amistad o amor. Un muro que no sólo imposibilita a la otra persona ver lo que sentimos, sino que reduce nuestra capacidad para poder expresarnos con sinceridad.

Miedo: Querer abrir el corazón y no poder hacerlo. Sentir algo por una persona y no dejarnos a nosotros mismos expresarlo. Un miedo que nos convierte en máquinas incapaces de desarrollar una simple relación con otra persona.

Cuando encontramos a alguien por primera vez tendemos a pensar de forma negativa. Nos creamos nuestra propia censura para evitar que, en el futuro, el hecho de aceptar a esa persona nos acabe haciendo daño.

Y eso es un gran error, porque si establecemos esos límites entre nosotros, lo que conseguiremos es convertirnos en meras máquinas, en autómatas.

Sólo es un miedo absurdo. Un miedo más de tantos que vivimos a diario.

No tenemos más que mirar a la sociedad para ver la incapacidad que sentimos para amar y ser amados; para ayudar y para dejarnos ayudar…

En realidad, nos tropezamos con ese muro. Con una pared de hierro, que cada vez endurecemos más para evitarnos el dolor. No vemos que, con esa actitud, a quien dañamos es a nosotros mismos.

Aunque no nos demos cuenta, es mucho más sencillo amar y dejar que nos amen que pasar la vida con miedo.

Siempre nos encontraremos con experiencias de todo tipo. Y, sobre todo, con la sensación de habernos equivocado e incluso fracasado cuando hemos optado por una decisión equivocada.

Porque, seamos francos, en nuestro camino siempre habrán personas que merezcan nuestra amistad y personas que no lo hagan.

Hemos de ser realistas. A todos nos pasa y nos ha pasado, nos pongamos muros o no, que nos hemos sentido defraudados, decepcionados en las relaciones.

Sin embargo, sólo podremos encontrar personas afines a nosotros cuando nos demos la oportunidad de hacerlo. Es decir, venciendo ese miedo.

ESCRITO POR JMV.

Comments

  1. Juliana says:

    A veces descuido a mi mejor amigo, y en realidad no entendía porqué pero creo que ya tengo una razón justa… Lástima que ahora el esté decepcionado de mi. ¿Algún consejo para que me perdone?

    • La sinceridad. Unas disculpas sinceras y la demostración efectiva de que realmente él te importa. Si es tu amigo y se da cuenta de que es importante para ti, seguro que te perdona.

      Porque errores cometemos todos, ¿no? Otra vez te tocará a ti mostrar esa comprensión. 🙂

      Un saludo!