Cómo ser más feliz: 7 claves que ayudan

La felicidad es algo que todos tenemos dentro, pero que acostumbramos a ignorar en muchos momentos de nuestra vida.

felicidad de paseoEs importante analizar cómo nos encontramos y buscar la manera adecuada de estar mejor, sobre todo cuando nos encontremos pasando por una mala racha.

Seguidamente, vamos a indicar 7 puntos que nos pueden ayudar a lograr esa cuota de felicidad que anhelamos.

Actitud positiva

Una de las principales claves para ser feliz es tener una actitud positiva frente a las cosas.

Siempre podemos elegir si queremos o no ser felices. Sin la actitud correcta, tendremos la sensación de que la felicidad es algo que no depende de nosotros, sino de lo que nos rodea.

Posiblemente no tengamos la actitud adecuada. Para conseguirla, es muy importante hacer un cambio en nuestras vidas. Tenemos que cambiar el modo en el que vemos las cosas, para dar la justa importancia a cada una de ellas.

Tener objetivos

Por otra parte, es importante ponernos metas en la vida. No es sabio vivir continuamente dejándonos llevar por el viento, porque éste puede no soplar en la dirección correcta.

Soñar es muy importante e imprescindible para ser feliz, pero sólo nosotros podemos transformar nuestros sueños en realidad. Y, para ello, habremos de convertirlos en una meta en nuestras vidas.

Sentido del humor

Y qué sería de la felicidad si el sentido del humor no la acompañase cogidita de la mano. La sonrisa es un espejo en el que se refleja nuestra alma, por lo que deberemos llevarla siempre como nuestra más valiosa insignia.

El sonreír y compartir esa alegría hará que las personas que se encuentran a nuestro alrededor también sean un poco más felices, comenzando así una cadena positiva.

Actividad física

Tampoco debemos olvidar el mens sana in corpore sano. Hacer deporte es muy importante. No hablamos de matarnos ni de convertirnos en profesionales de una determinada actividad física, sino de mantener una actividad saludable para nuestro organismo.

Andar por el campo acompañados por una persona especial en nuestras vidas, hablar con ella, observar lo que nos rodea… Con muy poco podemos conseguir tanto…

Alimentación equilibrada

Y qué sería de nuestra salud si no tuviésemos también en cuenta la alimentación. No hablaremos de dietas, pero sí de equilibrar todo lo que comemos y de variar nuestra alimentación.

Un paseo por el campo con esa persona especial y comiendo una manzana… ¿Hay algo más simple, al alcance de todos y que nos aporte más dicha?

Saber perdonar

Otra faceta importante que debemos incorporar a nuestras vidas es nuestra capacidad para perdonar a las personas que nos hayan ofendido o que nos hayan hecho daño y también a nosotros mismos.

El rencor es uno de los peores enemigos de la felicidad. Aunque no nos demos cuenta, el rencor vive dentro de nosotros y se va alimentando de otras experiencias, haciéndose cada vez más y más grande, llegando incluso a dominarnos por completo.

Todos hemos conocido a alguna persona que, cuando la vemos, no podemos evitar pensar que vive amargada, pero, ¿esto fue así desde un principio? No. Se trata de una persona que se rindió frente al rencor y a la negatividad y éstos se fueron instalando en su casa hasta que consiguieron echar al perdón y a la paz que éste proporciona.

Una vez que eso ocurre, nuestra vida se llena de negros nubarrones y no vemos la salida.

Generosidad

Y finalmente, aunque no por ello menos importante, la generosidad es otro elemento imprescindible.

No nos importa dar un beso, pero cualquier cosa que tengamos en casa, que nadie la toque. Esto hace que cada vez nos vayamos acercando más a la posesividad y acabemos convirtiéndonos en personas tremendamente egoístas y, con ello, infelices.

Ser generoso es un estilo de vida que también impregna de felicidad a quienes nos rodean.

ESCRITO POR JMV. Imagen de Nathan O’Nions