9 Hábitos diarios que te harán más feliz

Hasta ahora hemos mencionado muchos hábitos e ideas para encontrar la felicidad a diario en las pequeñas cosas.

Supongo que cada uno de nosotros, dependiendo de su estilo de vida, preferencias y necesidades, se hará eco de los que más le interesen.

Y he aquí una nueva batería con propuestas a considerar. Vienen de la mano de Geoffrey James (en Inc.), un hombre que suele hablar de negocios y que considera la felicidad como la medida más importante del éxito.

Comentemos estos sencillos hábitos, que tienen pinta de ser una “inversión exitosa” para nosotros.

sonriendo

1. Empieza cada día con expectación.

¿Qué ocurrirá hoy? Piensa que algo bueno va a suceder y lo más seguro es que no te equivoques.

Cada día suele traer un poco de todo, ¿o no? Prepárate para que lo más amable del día no se te pase por alto.

2. Toma tu tiempo para planear y priorizar.

Entre tus muchas ocupaciones y preocupaciones, elige lo que verdaderamente importa y dale prioridad.

No te obsesiones con llevarlo todo “pa’lante”.

3. Da un regalo a cada persona que encuentres.

Una sonrisa, un saludo, un cumplido o cualquier otro gesto generoso. Estas acciones hacen sentir bien a quien las realiza y a quien las recibe.

4. Evita conversaciones que no van a ningún sitio.

Está claro que si nos ponemos horas a hablar de política y de religión, por ejemplo, con quien no estamos de acuerdo vamos a acabar crispados y con dolor de cabeza.

Que cada uno tenga “sus” propias respuestas, sin que tenga que convencer a otro por narices de que son las correctas.

5. Presume que la gente tiene buenas intenciones.

Realmente, no conocemos las intenciones de cada persona; no podemos leer sus mentes.

Imputarles A TODOS motivaciones rastreras y egoístas sólo añadirá miseria a nuestra vida, en lugar de paz y una puerta abierta a la empatía.

6. Come buenos alimentos y saboréalos.

Dale comida buena a tu cuerpo y hazlo con calma. Además de un hábito, éste es uno de los mayores placeres del día. Saboréalo.

7. Desvincúlate de los resultados.

Hay preocupaciones que no sirven para nada, como las que surgen después de que hayas hecho todo lo que está en tu mano en una situación. ¿Qué pasará después?

Eso ya no está bajo tu control. Céntrate en tu trabajo, en lo que puedes manejar, más que en fantasear sobre las posibles consecuencias.

8. No tengas la tele como ruido de fondo.

Si utilizas la tele como cortinilla acústica mientras haces otras cosas, es preferible que la apagues. Hay mejores alternativas.

La televisión, tanto si la ves como si la tienes de fondo, te invita a sentirte insatisfecho con tu vida para venderte trastos y mejunjes que no necesitas.

9. Termina cada día con gratitud.

Justo antes de dormir haz balance. Recuerda esos momentos que te hicieron sentir bien a lo largo del día.

Esos pequeños instantes irrepetibles que has vivido ya forman parte de ti.

 

Y, si tuviéramos que elegir uno más para sumarlo a la lista, elegiríamos ése que tantas veces hemos apuntado:

10. Céntrate en el momento.

No inviertas demasiado tiempo pensando en los errores o problemas de ayer ni en los que vendrán mañana.

Intenta sacar lo mejor que puedas del día de hoy y, si es poquito, no te sale o no tienes ni pizca de ganas, relájate.

Cada día es distinto; cada momento lo es. Tu impresión y visión de las cosas cambiará, quizás más pronto de lo que crees. Y te conviene estar atento para cuando suba la energía y lleguen esas oportunidades que esperas.

Venga. Abramos los ojos. 🙂

Imagen de M.Angel Herrero

Comments

  1. SEGUNDO JUAN TAFUR SULLON says:

    deseo recibir informacion diaria por parte de ustedes…

    • Hecho. Mañana vuelvo a colocar el formulario para que te suscribas y así te lleguen a tu correo las notas que vamos publicando, por si alguna es de tu interés. 🙂