Atasco de pensamientos en la cabeza

Fluyen pensamientos variados en nuestra mente, como en la autopista más transitada.

Es un ir y venir constante. Y, siguiendo con el ejemplo del tráfico, a veces nos toca enfrentar retenciones y atascos.

Si no te gusta el ejemplo del tráfico, conozco uno más divertido. Uno en el que el Sr. Burns (en un capítulo de los Simpson) va a hacerse un chequeo rutinario.

El médico lo felicita porque, al parecer, padece tantas enfermedades que, al intentar acceder todas a la vez al organismo, se bloquean unas a otras.

¿No has sentido que esto mismo pasa cuando a los pensamientos les da por agolparse?

atasco

Es agotador y muy frustrante, si persistes en poner orden cuando la situación se descontrola.

A mí esto me ocurre con mucha frecuencia, porque continuamente he de estar generando ideas para escribir.

Unos días, mi mente es como una de esas carreteras comarcales por donde no pasa ni un alma. Otros, tengo el problema del atasco: No sé por dónde empezar, de tal cantidad de ideas variadas que han acudido de golpe.

Es difícil elegir un pensamiento, una sola opción, cuando se concentran tantas a la vez.

Soluciones al atasco

En mi caso, la escritura es el “problema”, pero también la solución. Cuando no encuentro el hilo por dónde desenredar el ovillo de pensamientos, abro el bloc de notas y desvío todo mi tráfico mental hasta allí. [Relacionado: Tira la negatividad a la basura.]

Escribo y escribo sin pensar. Me voy a dar una vuelta o a hacer cualquier otra cosa que me disperse. Y, al rato, ya está prácticamente resuelto.

Al echarle un vistazo a todas esas ideas desordenadas que volqué en un espacio en blanco, empiezo a explorar todo eso con más calma y a ver el panorama mucho más claro.

El recurso de la escritura es tan útil para estas situaciones que te recomendaría que lo probases.

Si no te gusta, puedes quedarte sólo con la fase de dispersión. Pasa un ratito jugando, paseando, sesteando o realizando cualquier otra actividad placentera que te permita desconectar.

Desentiéndete del atasco, porque muchas veces se despeja el tráfico por sí solo. Ojalá que sea así esta vez.