Esa persona especial que buscas está cerca de ti

Todos los seres humanos necesitamos sentir que nos perciben, que nos escuchan, que nos aceptan y nos aprecian. Y buena parte de nuestra vida la pasamos tratando de encontrar personas que sepan hacerlo, que quieran hacerlo.

persona especialCuando las hallamos, esas personas son un tesoro a cuidar.

Como también lo es ésa a la que no tienes que buscar, de cerquita que se encuentra.

¿Quién?

  • Alguien que te dice: ¡Ánimo!, cuando necesitas escucharlo.
  • Alguien que se alegra con lo bueno que te sucede.
  • Alguien que te hace sentir especial.
  • Alguien que te conoce al dedillo, limitaciones incluidas.
  • Alguien que te quiere a pesar de todo y de todos.
  • Alguien que no te echa tierra encima por los errores que cometiste en el pasado.
  • Alguien que te ayuda a curar tus heridas.
  • Alguien que cree en ti y que te impulsa.
  • Alguien que está convencido de que tienes “tu misión” en el mundo.
  • Alguien que te mira a los ojos directamente.
  • Alguien que te dirá la verdad.
  • Alguien que te hará flotar y tocar el cielo de alegría.
  • Alguien que siempre, siempre estará a tu lado.

¿A que ya sabes de quién se trata? ¡Claroooooo…!

Se trata de ti. Tú eres una de las personas especiales de tu vida. La más importante, ya que esta persona te acompañará hasta el final y, gracias a ella, podrás compartir lo mejor de ti con esas otras personas que encuentres en el camino.

Tú mismo puedes ser tu mejor amigo, tu peor enemigo o tener una relación contigo mismo de las que “ni-fu, ni-fa”.

Aunque, ya que va a ser una relación tan duradera, qué menos que procurar que sea armoniosa y positiva.

Qué menos que dejarte querer y apoyar por la persona que tienes más cerca. La que mejor te entiende de todas.

Eso no quita que te encante relacionarte con los demás y enriquecerte con ellos. Algo maravilloso e insustituible, sin duda. Pero que se vive de un modo distinto, más libre, cuando cuentas con el respaldo incondicional que tú mismo te brindas.

Por eso, ¡cuídate! ¡Quiérete!