Por qué es tan difícil librarse de las emociones negativas

Si estás tratando de huir de la emoción negativa que sientes en este momento (miedo, angustia… o a saber) y no das con el remedio que te quite de un plumazo el sufrimiento, deja de sentirte mal por ello.

Es natural.

No existe la fórmula mágica que transforme inmediatamente lo que sientes en paz y felicidad siempre que la apliques.

miedo al fracaso

En realidad, como nos cuentan en Psychology Today, liberarse de las emociones negativas es difícil por seis razones:

1. Porque nuestros cerebros están más preparados para la supervivencia que para la felicidad. Por eso mismo mantenemos ahí las emociones negativas, los errores del pasado y las preocupaciones por lo que pueda suceder en el futuro.

Se supone que todo ese arsenal nos ayudará a sobrevivir a aquello que está aconteciendo en el presente.

2. Porque ignorar o suprimir las emociones negativas no funciona. Como dice Gavin De Becker (en su libro “The Gift of Fear“), la negación es un “Sálvate ahora y paga después“:

Denial is a save now, pay later scheme.

Es probable que, después de ignorarlas, esas emociones vuelvan.

3. Porque nuestro cuerpo reacciona a lo que imaginamos como si estuviese ocurriendo en realidad. Y eso mismo hace que la emoción tome fuerza.

Piensa en algo peligroso o terrorífico para ti y notarás que el corazón se te acelera.

4. Porque los pensamientos negativos se alimentan unos a otros. De repente estás estresado porque no te salen las cuentas y comienzas a encadenar fatalidades.

Y, antes de que te des cuenta, tienes en la cabeza una montaña de cosas que van mal.

5. Porque algunas de esas emociones nos ayudaron a sobrevivir en nuestra infancia y las seguimos recreando de adultos. Por ejemplo, el miedo o la vergüenza de ser reprendido por contestar a tus mayores.

De niño no tenías control sobre la situación. Habías de obedecer para evitar una situación desagradable. Pero, ya de adulto, sigues manteniendo ese mismo esquema: Permites que los demás te digan lo que quieran y tú aguantas sin chistar, por miedo.

6. Porque algunos mecanismos de huida ante las emociones negativas son más perjudiciales que ellas mismas.

Sabes que es una mala decisión escapar de lo que sientes a través del alcohol, las drogas, el juego o los atracones de comida. Bien. Descartas esas opciones.

Oh, oh… Aquí hay un problema

Vaya panorama…

Si las emociones negativas están tan ancladas en tu cerebro. Si no funciona suprimirlas, porque vuelven. Si no puedes prestarles demasiada atención, porque se hacen más fuertes. Y si descartas evadirte a través de alguna adicción dañina… ¿Qué puedes hacer?

La respuesta lo más simple del mundo: Aceptarlas.

No luches contra ellas. Permítete estar asustado, furioso, triste, angustiado o de un humor de mil demonios. ¡Claro! Eres un ser humano; no un oso amoroso.

Observa esas emociones y los pensamientos catastróficos que se desencadenan. Conoce el lote completo.

Deja estar ahí las emociones negativas, mientras vas dirigiendo tu atención hacia esas otras actividades (más productivas) que te interesen. Y, a continuación, ponte en marcha poco a poco.

También puedes ayudar a que se desvanezca antes empujando en sentido contrario, como vimos en este post: 20 Medidas y antídotos contra el mal humor. O en este otro: Estrategias para hacer frente a las emociones negativas.

Y, sea como sea, recuerda: es temporal. Pasará.

Imagen de Alex E. Proimos

Comments

  1. zulema says:

    me gustaria que hablen de las personas que paran pendientes de las otras personas que quieren copiar su andar su vestir hasta pintan su fachada de su casa del mismo color para detras de la persona envidiada por que sus mentes estan asi que les paso porq son tan destructivas?

  2. hola, no se a quien recurrir me siento super mal ya que acabo de retomar la relacion desecha ya hace un año con mi ex marido nos hisimos mucho daño ya que los dos dañamos nuestra confiansa mutua, ahora que retomamos nuestro matrimonio pero el me cela demasiado no confia en lo mas minimo en mi y aunque yo no haga nada fuera de lo normal el desconfia y busca pelear y manipularme no se que hacer me siento con la moral por los suelos , empiezo a dudar el que resulte esta nueva union muy a pesar de que nos amamos con locura . que me aconsejan hacer gracias
    att. la chica desesperada

    • Hola, Nancy…

      Como amiga en la distancia te digo que la respuesta te la estás dando tú misma. Una relación no funciona si no hay respeto y confianza.

      Estar al lado de alguien que intenta manipularte y que no se fía de ti es destructivo para esa persona (que va a seguir viendo “fantasmas” donde no los hay) y para ti, que dices que te sientes mal por ese motivo.

      Quizás el problema es que retomásteis la relación de pareja muy pronto, sin haber dado tiempo a que se curasen las heridas. El fracaso y el resentimiento que quedaron tras la ruptura (sea cual fuera la razón) siguen ahí.

      No se puede construir algo nuevo sobre unas ruinas, sin haber “limpiado” bien antes.

      Tu intuición ya te está diciendo que no fue una decisión acertada retomar la relación. Hazle caso.

      Tienes varias opciones: (1) Seguir intentándolo como hasta ahora (con pocas probabilidades de que funcione). (2) Ir los dos a una terapia de pareja (para que un especialista os guíe). (3) Dejarlo, por mucho que duela, y mirar hacia el futuro.

      Los dos merecéis ser felices. No os pongáis la soga al cuello pensando que es lo único que podéis hacer. Ánimo, mujer. Ya verás como das con la solución cuando te tomes un tiempo para reflexionar sin angustias. 🙂