No tengo amigos. ¿Cómo es eso?

Vaya paradoja… Con todas las facilidades tecnológicas que existen a día de hoy para conectar con tantísimas personas, todavía hay quien se siente solo, anhelando una comunicación más cercana.

Es la soledad de quien, a pesar de todos esos contactos, siente que no tiene amigos. Amigos de los de verdad, de los auténticos.

Si es tu caso, no saltes rápidamente a la conclusión de que hay “algo malo” en ti. Primero, observa cómo sueles comportarte tú con los amigos que has tenido.

Apuntemos lo esencial:

amigos

  • Escuchas lo mejor que puedes. Prestas tu atención a lo que te dice tu amigo. Muestras interés y no estás haciéndole un juicio interno mientras te habla, pensando que es un cenutrio integral o algo peor.
  • Intentas echar un cable cuando se necesita. Das consejo, si te lo pide. No escatimas en palabras de ánimo… O, simplemente, estás ahí, que ya es mucho.
  • Procuras cuidar la relación con tu amigo. Buscas momentos para hacer cosas juntos. Te acuerdas de su cumpleaños. O le llamas sin necesitar una excusa.
  • Cuentas con él/ella cuando tú necesitas ayuda y aprecias lo que hace por ti.

Si tú haces todo eso o estás dispuesto a hacerlo, ¿cómo crees que no va a haber alguien que quiera ser tu amigo?

Démosle la vuelta a lo anterior. A ver… ¿Qué es lo que tú buscas en un amigo? ¿No es precisamente todo eso?

Sí, es eso. Son todas esas cosas que tú tienes, que tú haces o que quieres hacer. Y hay personas ahí con esas mismas cualidades y actitudes. Personas que tienen la misma necesidad de conectar que tú.

¿No será que no les has dado aún la oportunidad de acercarse?

Imagen de Juliana Coutinho

Comments

  1. Camila says:

    Y…que sera, que no tengo ningún, problema para hacer amigos, durante mucho tiempo me hice de rogar para ir a sus eventos,(yo no hago fiestas) cuando necesito la mano, de alguien siempre esta alli, y cuando necesitan la mia tambien…siempre estoy ocupada haciendo manualidades, sola!No me gusta visitar, ni ir a entierros, solo voy a los velorios y me siento tan mal, porque es como una reunión, alrededor del fallecido, ir a mi casa es como sacar una cita jajaja que pena, pero me causo gracia decirlo,cuando tengo que ir a un evento lo disfruto, y y la gran mayoria de veces soy el centro para reirse un rato,y pasarla bien…pero no es lo mio, hay veces creo que evito apegarme a las personas, o que tengo un ego tan grande, pero tan grande que conmigo es suficiente, para pasarla bien…ups me extendi me volvi un lio con el tema

    • Eso es estupendo, porque estás bien con la gente y también te sientes cómoda cuando estás sola. 🙂

      No sé qué tiene de malo que a veces prefieras estar contigo misma a la compañía de alguien… Hay momentos para todo, ¿no? 😉

      Gracias por comentar, Camila.

  2. Camila says:

    Ese es el dilema! dicen que tomarse un vinito en compañia es mejor, que hacerlo solo, que comer solo, que tristeza! y bla bla bla y que hago si me siento tan bien! cada cabeza es un mundo, con dos piernitas, pero que hay veces me siento extraña, muyyy extraña no encajar, ir contra la corriente, romper el protocolo, decir sin asomo de verguenza” por favor no me invitas, es que no tengo ganas de ir”
    claro que me justifico” no me pareces bolas, vos sabes como soy yo” soy caradura verdad?

    • Lo que pasa es que la mayor parte de la gente es extrovertida. Por ahí vi que, más o menos, son el 80% de la población; mientras que los introvertidos sólo somos el 20%.

      Por eso la creencia mayoritaria es que todo es mejor si se hace en compañía. Pero eso no es así para todo el mundo.

      Yo te entiendo, chiquilla. Y, después de mi etapa de pensar que yo era una “rara” (porque así me lo decían), decidí que simplemente tenía mis gustos… y ya.

      Lo grave es cuando estás solo, quieres conectar con alguien y no te sale. Cuando estás solo (o sola) cuatro raticos que tú quieras… eso sabe a gloria. 😀