Cómo mejorar tu productividad con música

Usas la música para relajarte, para conectar con tus emociones, para mover el cuerpo y lo que se te ocurra. Y, además, es un recurso a tu disposición para que te cunda más el trabajo o el estudio.

Aunque tenemos que partir por lo más obvio: A no todas las personas les influye la música (y, menos todavía, el mismo tipo de música) de idéntica manera.

Por ejemplo, mi hermana se concentra muy bien cuando tiene de fondo un disco de música celta. Todo lo contrario de lo que me pasa a mí, que me pongo nerviosa con los sonidos agudos de los instrumentos de viento.

Así es que, si te parece, empieza a recolectar todos esos tipos de música que sueles escuchar. (Ya que los amantes de la música rara vez se quedan con un sólo género.) Y vamos con las recomendaciones para que los uses a tu favor.

concentración con músicaEn principio, simultanear tareas no es una gran idea. Si, para tu actividad, usas una música que requiere que le prestes atención, perderás eficiencia en la tarea principal.

Primera recomendación: Úsala de fondo (no para escucharla) y cambia el disco según la tarea que tengas entre manos.

Tareas repetitivas

Según los estudios, la música ayuda a aumentar la productividad en tareas repetitivas. Ejemplos: Hacer ejercicio o limpiar.

En este caso, la música rítmica es la que sirve mejor al propósito. De preferencia, sin letra (para que desvíes la atención lo menos posible).

Y, si tiene letra, procura que sea una pieza muy conocida por ti. ¿Quieres un ejemplo? Ahí va…

Si esta canción no es muy familiar para ti, es que llevas muy poco tiempo viviendo en el planeta. 😆

Otra recomendación interesante: Trata de que las piezas musicales no sean muy largas, para que se intercalen silencios entre una y otra.

Si te pones un disco con canciones variadas (que duran de 3 a 5 minutos, más o menos), mejor, porque hay una pausa entre ellas.

Tareas intelectuales y/o creativas

Cuando tu actividad consista en resolver problemas o en generar ideas, puedes usar también una música animosa, como la anterior (y preferentemente sin letra).

En este caso, no hace falta que incite tanto al movimiento. La idea es escucharla al inicio, para subir el ánimo y sacudirte el muermo. Después, ya entrado en materia, la dejas o, si te va mejor, la quitas.

¿Qué música te anima a ti? ¿Hay alguna que te motive especialmente?

Esto depende de la cultura y de tus gustos personales. Si es una rumba flamenca, perfecto. Si es una cumbia, genial. Elige lo tuyo.

Yo me voy más al estilo clásico, que es el del ejemplo:

En este momento, evita la música tristona o que te evoque penas, por hermosísima que sea (como ésta):

Hay excepciones, claro. Si tu actividad creativa consiste en escribir un poema de desamor, tendrías que hacerlo justo al revés. 😉

Música para estudiar

Si tienes que leer un enorme tocho, entenderlo y/o memorizarlo, la música también puede ayudarte.

La más indicada para este caso es la música relajante (no excesivamente) que no contenga demasiada información. Me explico: De preferencia, sin letra, sin demasiados instrumentos y sin melodías, armonías ni ritmos complejos.

Música sencilla, quizás elaborada con un sintetizador. Cuanto más simple, mejor.

Aquí tienes un ejemplo para orientarte, pero tú puedes elegir otra, igualmente sencillita, que te guste más:

Olvídate del pop mientras te concentras

La música “popular” (pop, rock, rap, etc.) es maravillosa para disfrutarla en cualquier otro momento. En éste, no tanto.

Los estudios demuestran que esa música ocasiona interferencias en las tareas complejas, como la comprensión lectora y el procesamiento de la información. Es decir, distrae.

Pero, cuando hagas descansos en la actividad, es estupenda para recompensarte y recobrar ánimos.

Elige tu música

¿Prefieres el silencio absoluto cuando trabajas? Estupendo. ¿Te concentras divinamente con la música de Iron Maiden? Muy bien.

Todo está en que pruebes qué te funciona y en que lo uses en tu beneficio. Ahí tienes algunas pistas, por si te decides a comprobar de primera mano lo que dicen los estudios.

Este artículo está basado en: Is Background Music a Boost or a Bummer? (de Psychology Today), donde indican los estudios de referencia.

Comments

  1. Iron Maiden!!

    • Casandra - TBM says:

      Fue el primero que se me ocurrió… 😆 Y mira que sí hay a quien le funciona…
      Un saludo, Ferney.

  2. Huuuuuu, Iron como me ayudaste!
    Uno de los mejores grupos para estudiar jajajaja