Propiedades y beneficios del kéfir

Este es el segundo artículo de la Guía práctica del kéfir.

El kéfir es un alimento probiótico de comprobadas propiedades y beneficios. Su consumo regular ayuda a mantener y mejorar la salud, además de ser un alimento muy completo.

propiedades del kéfir

El kéfir es rico en aminoácidos, vitaminas (A, B2, B12, D y K) y minerales como el magnesio, el calcio y el fósforo, y también contiene antioxidantes.

Aquí tienes algunas de las propiedades y beneficios del kéfir:

1. Mejora la piel. Como antioxidante natural, sus beneficios se notan en la piel. Ayuda a mejorar su aspecto y elasticidad y, en algunos casos, mejora algunas afecciones de la piel.

2. Favorece la salud cardiaca. El kéfir ayuda a limpiar los vasos sanguíneos, lo cual contribuye a regular la presión sanguínea. De este modo se logra una mejora en la salud cardiovascular.

3. Mejora las funciones cerebrales. El kéfir se considera muy beneficioso para el cerebro; entre otras cosas, favorece la concentración, los reflejos y la memoria y ayuda a combatir el estrés.

4. Potencia el sistema inmunológico. El kéfir ayuda a fortalecer el organismo y mejora las defensas de manera natural.

5. Ayuda a perder peso. Como buen probiótico, uno de sus efectos es originar una ligera aceleración del metabolismo, lo que se traduce en una mejor gestión de las grasas y en un mayor consumo de energía que puede ayudar a perder peso.

6. Protege el sistema respiratorio. Sus propiedades antibióticas otorgan una protección especial a los pulmones, mejorando así los problemas respiratorios comunes, como los provocados por un resfriado, y aliviando los síntomas de otros más graves, como la bronquitis y el asma.

7. Es un excelente tratamiento antiedad. Los antioxidantes que contiene el kéfir combaten los radicales libres, ayudando así a reparar y proteger las células contra el envejecimiento.

8. Posee propiedades antibióticas y antifúngicas. Mejora algunas afecciones de la piel y ayuda a tratar algunas infecciones fúngicas, como la candidiasis.

9. Combate la intolerancia a la lactosa. El consumo regular de kéfir ayuda a las personas que carecen de lactasa, la enzima necesaria para poder digerir bien la leche y sus derivados. Algunas de las bacterias del kéfir ayudan a romper esta enzima, de manera que los intolerantes a la lactosa pueden tomar kéfir.

10. Regula el ritmo intestinal. El kéfir ayuda a mejorar las digestiones, mantiene sano el tracto intestinal y favorece la excreción de residuos al regularizar los movimientos intestinales.

11. Reduce los niveles de azúcar en sangre. El kéfir ayuda a reducir los niveles de glucosa y a mantenerlos estables en la sangre.

12. Tiene efectos antiinflamatorios. Algunos procesos inflamatorios responden muy bien a la ingesta de kéfir. La pancreatitis, la gastritis y el síndrome de colon irritable, entre otros, experimentan una cierta mejoría cuando se toma kéfir.

13. Disminuye los niveles de colesterol. Tomar kéfir con regularidad y en combinación con una dieta saludable ayuda a reducir los niveles de colesterol y prevenir, así, afecciones cardiacas y otros problemas cardiovasculares.

14. Proporciona vitaminas y minerales al organismo. El kéfir contiene vitaminas, como algunas del grupo B, y minerales como el calcio y el magnesio que ayudan a mantener y mejorar la salud.

 

Aunque el kéfir es un alimento natural que proporciona multitud de beneficios para la salud, es necesario incluirlo en el marco de una vida sana. Hacer deporte con regularidad y llevar una dieta saludable es fundamental si queremos aprovechar todas las propiedades que nos ofrece.

Los beneficios y ventajas de tomar kéfir están fuera de toda duda. El kéfir puede ayudarte a que te sientas mejor, pero no debe usarse como sustituto de ningún tratamiento médico. Si tienes problemas de salud, siempre debes acudir a un profesional.

Para saber más:

Gaware et al.: The magic of kefir. Pharmacologyonline 1: 376-386. (2011): http://pharmacologyonline.silae.it/files/newsletter/2011/vol1/034.gaware.pdf

Hsi-Chia, Chen et al.: Microbiological study of lactic acid bacteria in kefir grains by culture-dependent and culture-independent methods. Food Microbiology 25: 492–501. (2008): http://ntur.lib.ntu.edu.tw/bitstream/246246/177589/1/04.pdf

Farnworth, E. R.: Kefir – A Complex Probiotic. Food Science and Technology Bulletin: Functional Foods, Volume 2, Issue 1. (2006): http://nutrition-healing.com/scientific%20research%20on%20kefir.pdf

Lopitz-Otsoa, F. et al: Kefir: a symbiotic yeasts-bacteria community with alleged healthy capabilities. Revista Iberoamericana de Micología 23: 67-74. (2006): http://kefir.it/symbiotic_yeasts.pdf