Alimentos relajantes y antiestrés

El estrés es un mal que cada día afecta a más personas.

Un ritmo de vida agitado, preocupaciones en casa y en el trabajo y falta de tiempo y de cuidados para uno mismo conforman un cóctel de factores desencadenantes que suelen derivar en ansiedad y estrés.

El mejor remedio para terminar con estas situaciones que nos superan y que terminan afectando a nuestra salud física y psicológica es tomarse la vida con más calma.

Tener un horario estable de vida, dormir las horas necesarias, afrontar los problemas con serenidad y humor y mantenerse lejos del café, el alcohol y el tabaco contribuyen, sin duda, a que nos sintamos mejor por dentro y por fuera.

Hay una serie de alimentos que también nos pueden ayudar a mantener a raya el estrés.

alimentosAunque no son propiamente alimentos terapéuticos ni se ha demostrado científicamente que erradiquen la tensión nerviosa ni el estrés, resultan muy suaves para el organismo, facilitan la digestión y pueden dejarnos más tranquilos.

En este sentido es en el que nos pueden ayudar a rebajar nuestros niveles de nerviosismo y ansiedad.

Estos son algunos de esos alimentos relajantes y anti-estrés:

Canela

Tomada en infusión, es digestiva y relajante. La canela estimula la circulación sanguínea, alivia las molestias de estómago y tiene propiedades antisépticas y antivirales.

Una taza de infusión de canela después de las comidas te ayudará a sentirte mucho mejor.

Anís estrellado

La infusión de anís estrellado es la mejor para aliviar cualquier tipo de problema digestivo. También puedes emplearlo como condimento de guisos de carne y legumbre, echando una o dos estrellas de anís en la cazuela donde preparas la comida.

Además de darle un sabor delicioso a tus comidas, te beneficiarás de todas sus ventajas.

Quesos frescos (no curados)

Los quesos frescos y bajos en materia grasa resultan muy ligeros para el organismo. Se digieren muy bien, son una gran fuente de proteínas de alto valor biológico y se pueden tomar solos o en combinación con otros alimentos.

Frutos secos

Los frutos secos son una excelente fuente de ácidos grasos Omega-3, que promueven la salud cardiaca y la regeneración celular. Un puñado de frutos secos al día contribuye a que tu cuerpo funcione mejor.

Leche y yogur

A no ser que padezcas algún tipo de alergia o de intolerancia a la leche, tomarla te puede beneficiar mucho. En caliente y acompañada de una cucharada de miel, te ayudará a relajarte.

El yogur, por su parte, se encargará de mantener tu salud intestinal y de aportar proteínas a tu dieta.

Pan (harinas blancas)

Tomado con moderación, el pan elaborado a partir de harinas blancas te ayudará a mantener unos altos niveles de energía y a complementar tu dieta.

Caldos

Un buen caldo caliente es un alimento muy reconfortante para el cuerpo, que se digiere con facilidad y que aporta una buena dosis de hidratación para tu cuerpo.

Pescados blancos

Pocas calorías y un alto contenido proteico es lo que te aportan los pescados blancos, que también se digieren muy bien y que contribuyen a mantener una salud perfecta.

Arroz blanco

El arroz blanco, libre de cáscara, es el complemento ideal para una dieta anti-estrés. Simplemente hervido, no encontrarás un acompañamiento mejor para tus platos.

Canónigos

Sus conocidas propiedades depurativas y relajantes hacen de este vegetal el número uno de las ensaladas. Acompañado de aceite de oliva y un poquito de sal aprovecharás todos sus beneficios.

Acelgas

Con un alto contenido en vitamina A, las acelgas nos ayudan a potenciar nuestro sistema inmunológico y a protegernos mejor de los embates del estrés.

Carnes blancas (pollo, pavo, conejo)

Las carnes blancas tienen muy poca grasa y se digieren mejor que las carnes rojas, por lo que suelen considerarse más saludables. Puedes tomarlas a la plancha o guisadas.

Manzana

manzanaLa manzana tiene un alto contenido en vitaminas y minerales, así como reconocidas propiedades depurativas.

Como postre después de las comidas o entre horas, inclúyela en tu dieta al menos dos veces por semana.

 

Estos son algunos de los alimentos que no deben faltar en tu lista de alimentos relajantes y anti-estrés.

Recuerda que el mejor modo de tratar la ansiedad y sus problemas asociados es llevar una higiene de vida adecuada, siguiendo una alimentación variada que cubra todas tus necesidades nutricionales y afrontando el día a día con optimismo.