10 Ideas para estar más feliz en el trabajo

Por una razón o por otra, hay mucha gente que no está feliz en su trabajo. Pero deciden quedarse ahí, debido a que no hay mucho donde elegir: o trabajo precario o ningún trabajo.

estresado en el trabajoRecopilemos los consejos que dejan en Psychology Today para sobrellevar esta situación.

Si es la tuya y quieres sentirte un poco mejor en tu ocupación, recortando en estrés y amargura, aquí los tienes por si alguno te sirve:

1. Relaciónate más con la buena gente

La mayoría de las veces no puedes elegir a tus compañeros de trabajo, pero sí la manera en la que te relacionas con ellos.

Más feliz estarás, lógicamente, cuanto más interactúes con la buena gente. Sobre la otra gente, qué decirte…

Ya nos despachamos a gusto en este post (y también apuntamos ideas para lidiar con ellos): Compañeros de trabajo tóxicos.

2. Equilibra tus horarios

Trabajar más horas no significa necesariamente ser más productivo.

Si estás en disposición de diseñar un horario que te permita equilibrar tu vida laboral y personal, hazlo.

3. No te tomes lo laboral como algo personal

Siempre surgirán complicaciones y malos rollos en el trabajo. Créeme. Llevárselos a casa no vale la pena. Déjalos allí al salir.

4. Sonríe más

Sí, sonríe. No es sólo un gesto bueno para que el clima de trabajo se mantenga agradable. También es bueno para tu salud: Razones para sonreír.

5. Acostúmbrate al cambio

Como pasa en otras áreas de la vida, en el trabajo hay cambios. Unas veces te va mejor y otras, peor.

Si puedes hacer algo para que la situación mejore, hazlo. Si no, presta más atención a los elementos positivos que a los negativos.

Tenlo presente: Te vaya mal o te vaya bien, la situación cambiará.

6. Personaliza tu pequeño espacio

Parece una tontería, pero cuando tú tienes la posibilidad de decorar u ordenar tu espacio de trabajo a tu gusto, eso repercute en tu bienestar (y de paso en tu productividad).

7. Cultiva otros intereses

Si tu trabajo es tu pasión, ¡enhorabuena!

Si, por el contrario, sólo es un medio para poder pagar facturas, trata de buscar alguna actividad aparte donde puedas relajarte, disfrutar o desarrollar habilidades.

Podría ser un hobby, alguna afición, por ejemplo.

8. Presta más atención a lo tuyo

Deja de fijarte en si Fulanito tiene más éxito o es más popular (sintiéndote un poco “depre” con la comparación). Elimina ese desgaste.

Quédate con lo tuyo: Con tus objetivos; con lo que tú haces y con lo que vas consiguiendo. Es una simplificación muy saludable.

9. Tira las provocaciones a la basura

Acostúmbrate a ignorar a los cretinos. Por ejemplo, a quien te pregunta algo sólo para hacerte quedar mal o a quien hace un comentario “gracioso” (por la otra punta).

Si no tiene demasiada importancia, deja que te resbale. Ya tratamos ese tema aquí: Cuándo es mejor ignorar a quien te molesta.

10. Déjate aconsejar bien

Si tienes la fortuna de contar con el apoyo de un mentor, guía, consejero o similar, aprovéchala. Eso sí que es suerte…

Si no, por aquí estaremos los amigos para escucharte. Y, si no hay amigos, vete a una ladera soleada y te desestresas e inspiras llevado por la madre Naturaleza.

Mira lo que tienes antes que lo que te falta; las soluciones antes que las quejas y la botella, por supuesto, medio llena. Así se es más feliz (en el trabajo y en la vida, también).