Por qué se rompe la confianza en una pareja

Hay que ver lo que cuesta construir una confianza sólida en una relación de pareja (o de amistad) y lo fácil o rápido que la misma puede deteriorarse o romperse, en el peor de los casos.

unión rotaLa confianza en una pareja se resquebraja por una traición, a consecuencia de la adicción que padece uno de ellos… Digamos, por asuntos de entidad.

Pero también sufre sus erosiones por eso que parece que no tiene importancia: promesas rotas, pequeñas mentiras, “fallos de memoria” (¡Anda! ¡Hoy es nuestro aniversario! Lo había olvidado…), etc.

¿Qué tiene todo esto en común? La ruptura de un acuerdo, tácito o expreso, que compartía la pareja (o se supone que compartía).

Promesas que se rompen

No vale la pena prometer aquello que no se tiene la certeza de poder cumplir. Dejas a tu pareja esperando algo que ansiaba, una vez… dos, quizás. ¿Cómo crees que le afecta?

En ocasiones no se puede cumplir lo prometido porque surge un imprevisto que lo impide. De acuerdo. Precisamente por eso hay que ser cauteloso a la hora de prometer.

Y, ya que se falló, lo suyo es ofrecer alguna alternativa que compense el daño; negociar con la pareja para que ésta quede conforme.

Secretos y mentiras

Secretos, los justos. Todos tenemos derecho a reservar una pequeña parcelita para nosotros mismos. Por ejemplo, a tu pareja no tienes porqué hablarle del mote que te pusieron en el parvulario.

Pero lo ideal es que esa parcelita sea pequeña y que, por encima de todo, reine la transparencia en la relación. A más transparencia, más seguridad siente cada uno.

¿Mentiras? Cuantas menos, mejor. Hasta las mentiras más blancas e inocuas impactan en la confianza, aunque sea un poquito.

Después de años de convivencia, imagínate a tu pareja diciéndote: — Cariño, nunca me ha gustado cómo cocinas el arroz.

Y tú, ahí con tu cara de circunstancias, pensando: Podría habérmelo dicho antes. ¿Y si tampoco le gustan las lentejas?

Lo del ejemplo no es nada grave, pero decepciona un poco, ¿o no? ¿Y si con el tiempo vamos sumando pequeñas decepciones?

Si tu pareja espera de ti sinceridad, hasta en los más insignificantes detalles, y no es lo que obtiene, ahí hay otra ruptura de los acuerdos iniciales.

Infidelidad

Si tú y tu pareja os habéis comprometido a compartir el romanticismo y otros momentos íntimos entre vosotros exclusivamente, una infidelidad supone la ruptura de este acuerdo.

Ya fuera por accidente, por aburrimiento o por despiste, la confianza sufre un golpe tremendo.

¿Se puede recomponer? Sí, muchas veces se puede, aun en los casos de infidelidad (clásicamente dolorosos y conocidos por muchas parejas).

Ahí está el tiempo, el diálogo (la ayuda de terapeutas especialistas, si hace falta) y el amor que subsiste en la pareja para salvar la relación y reconstruir la confianza.

Otras veces, lamentablemente, tras la confianza se precipita la ruptura de la relación. Triste día ése…

Imagen de Darwin Bell

Comments

  1. carmen morella garcia rivas says:

    Cuando se pierde la confianza se pierde todo en una pareja depende de la traicion,como dice el escrito arriba mencionando depende de la mentira porque si es por asi decirlo un arroz que me diga despues d cierto tiempo no me gusta como lo haces o no me gustas como cocinas,yo le responderia y para que te la comistes durante tanto tiempo porque no lo dijistes alli la culpa es de el,sere yo adivina,pero yo me refiero a la “””TRAICION”””y que clase de traicion si quieres perdonarle y el te dice que te quiere y te pide perdon tendre que ir a un psicologo para que me de la herramientas necesarias para procesar dicho problema,pero eso si que lleva tiempo obviamente si tu lo quieres tambien y hay hijos de por medio,aunque prefiero ver que mis hijos vean en nosotros calidad y si es de separarnos iremos a una terapista de flia.mas que todo por los ninos para que traten de comprender el porque de nuestra separacion y ayudarlos poco a poco para que terminen de comprender que papa y mama se deben separar porque ya se dejaron de querer de una forma a otra la de ahora como buenos amigos pero ellos siguen siendo nuestros hijos y jamas los vamos a dejar,ahora si estoy dispuesta a perdonar eso lleva un proceso largo eso no es de la noche a la manana porque de ser lo contrario no esta haciendo nada lo estas dejando inconcluso y tarde o temprano acabara mal.gracias.-

    • Casandra - TBM says:

      Tienes mucha razón. También depende del tipo de “traición” que sea. La del arroz no es muy traumática. Pero hay otras que sí; restaurar la confianza o finalizar la relación en buenos términos requiere de tiempo y de voluntad por ambas partes.

      El artículo tan sólo cuenta que la confianza puede deteriorarse poquito a poco o de golpe… y que luego cuesta recomponer lo que se ha roto, si es que se puede. Lo difícil de verdad es hacerlo.

      Gracias por tu reflexión.