Cómo curar los hongos de manera natural

Son muchas las personas que padecen infecciones por hongos en algún momento de su vida, una dolencia que no sólo es incómoda, sino que también es difícil de curar.

Las infecciones por hongos parecen cada vez menos sensibles a los tratamientos médicos convencionales, por lo que se está estudiando con especial atención los remedios a base de hierbas naturales.

Algunos de estos remedios naturales han demostrado funcionar especialmente bien para combatir este tipo de infecciones. Veamos los más eficaces.

pies

Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de manzana es un potente antifúngico. Para el pie de atleta, puedes remojar tus pies varias veces al día en una solución de vinagre de sidra de manzana diluido y también aplicarlo directamente sobre la zona afectada con un algodón.

Para infecciones internas, lo mejor es consumirlo directamente varias veces al día. Como el sabor puede resultar un poco fuerte, puedes diluirlo con agua y endulzarlo con un poco de miel.

Eso sí: evita siempre el azúcar. El azúcar empeora las infecciones por hongos, ya que las levaduras encuentran en él un medio ideal para crecer y desarrollarse.

Cuando compres vinagre de manzana, asegúrate de que está sin pasteurizar, ya que así sus componentes están más activos.

Ajo

El ajo es uno de los mejores remedios contra las infecciones causadas por hongos. Tomado directamente, ayuda a curar las infecciones por hongos.

Puede emplearse también de forma tópica, frotando un diente de ajo sobre la zona afectada varias veces al día.

Equinácea

Además de ser excelente para la curación de resfriados y gripes, la equinácea es también un potente antifúngico.

Tomada en infusión, ayuda a combatir las infecciones por hongos y previene su recurrencia.

Sello de oro

La raíz amarilla de esta planta contiene berberina, que no solo es un antibiótico, sino también un antifúngico.

Preparado en infusión, se puede utilizar para poner en remojo los pies y también como tintura que se aplica de manera tópica en las áreas afectadas. Sus resultados son excelentes.

Si se bebe como infusión, es importante suspender el tratamiento a las dos semanas para evitar que afecte a la flora intestinal.

Extracto de semilla de pomelo

Aunque no hay consenso sobre su eficacia ya que no se ha identificado su principio activo, algunos estudios atribuyen al extracto de semilla de pomelo un gran poder antifúngico, demostrando su eficacia en el tratamiento de las infecciones por hongos, tanto por vía tópica como internamente.