Decir NO para sentirte mejor contigo mismo

Le dices que SÍ a una persona y te comprometes con ella cuando tú lo que querías era decir NO. Te faltó valor para negarte o esa misma persona te acorraló y no supiste cómo hacerlo.

¿Resultado? Te sientes mal contigo mismo.

Deja eso. A decir que NO también se aprende. Toma los intentos fallidos como buenas lecciones. Porque, si tú quieres, llegará ese día en el que digas que NO sin miedo.

di no

Miedo, ¿a qué? ¿A que se decepcionen? ¿A que te den de lado? ¿A ser considerado vago o egoísta?

La palabra NO es muy necesaria (tanto como el SÍ). El NO es una palabra honesta, responsable y liberadora.

Muchas veces, no sólo te libera de compromisos que no estás en condiciones de atender; también te libera de personas que abusan de tu amabilidad, de paso que te acerca a la gente con la que sí quieres estar.

¿Concuerdas con lo anterior pero sigue sin salirte el NO?

Recopilemos las virtudes que conocemos del NO, por si te ayudan a dar ese paso:

1. Decir siempre SI no te hace una mejor persona.

2. Un NO a tiempo es liberador.

3. Tienes derecho a decir NO y a establecer tus propios límites.

4. Cuanto más digas SI, más peticiones (del estilo) te llegarán.

5. Es más fácil y efectivo decir NO sin dar tantas excusas ni explicaciones.

6. Es innecesario que te disculpes por no poder atender una petición.

7. El primer NO es el más difícil. Los siguientes cuestan menos. En especial, cuando veas lo bien que te sientes contigo mismo por haber sido consecuente con lo que querías.

8. Di que NO sin reparos cuando alguien intente hacerte sentir culpable de no aceptar su petición.

9. Quienes te quieren, comprenden y perdonan que digas NO cuando tienes que decirlo. ¿Acaso no haces tú lo mismo con ellos? ¿Qué importa que no te perdone la demás gente?

10. La palabra NO bien dicha es un SÍ a ti mismo.

La próxima vez que estés a punto de decir que SÍ cuando quieres decir que NO, ¡lánzate! Prueba y verás que no pasa nada.

Si quieres, empieza por poquito:

  • No. No me interesa ese producto. Gracias.
  • No. Hoy no quiero ir al cine.
  • No. No estoy de acuerdo con este post.

(Ése último también cuenta.) 😉

Sé honesto. Sé valiente. Sé TÚ.

Imagen de Steve-h