Hierbas antivirales

Los virus son diferentes a las bacterias y suelen ser más temidos que éstas debido a que los antibióticos no tienen ningún efecto sobre ellos.

Lo bueno es que ciertas hierbas y vegetales tienen una acción antiviral y muchos de ellos son muy fáciles de encontrar y de utilizar.

melisa

Estos son algunos de los remedios naturales más eficaces para luchar contra los virus:

Melisa

Los efectos antivirales de los bálsamos elaborados a base de melisa están bien documentados y, de hecho, algunos preparados a base de esta hierba se suelen prescribir para los brotes de herpes y herpes labial.

Las infusiones de melisa sirven para combatir todo tipo de infecciones virales, además de resfriados y de gripes.

La melisa es muy fácil de cultivar en casa. Crece rápidamente y se adapta muy bien a todo tipo de climas.

Astrágalo

El astrágalo, conocido como huang qi en la medicina china, es una hierba antiviral muy eficaz para todo tipo de virus, como el Coxsackie B, que puede llegar a causar la inflamación del corazón.

También sirve para prevenir resfriados comunes y para mitigar los síntomas de la gripe.

Se recomienda tomarlo para prevenir dolencias más que para combatirlas cuando están en pleno desarrollo.

Puedes hervir su raíz para beberla en infusión o bien comprar cualquiera de los preparados que se comercializan.

Ajo

El ajo es un alimento muy completo de propiedades antivirales, antibacterianas y antifúngicas.

Se puede tomar en crudo y también desecado en cápsulas. Sin embargo, algunos expertos señalan que las presentaciones comerciales en forma de cápsulas o tabletas pueden no ser tan eficaces como consumirlo directamente.

El ajo admite muchas preparaciones. En crudo o guisado, ya es cuestión de que cada cual escoja el modo en que prefiere tomarlo.

Se recomienda no consumir grandes cantidades de ajos crudos, ya que pueden causar molestias estomacales.

Jengibre

El jengibre, además de ser un buen antiviral, también actúa con eficacia para reducir y eliminar las náuseas.

Las infusiones de jengibre fresco son sabrosas y picantes. Se pueden endulzar con miel para mejorar el sabor y añadirle propiedades curativas adicionales.

En los primeros estadios de los resfriados y de la gripe, beber un par de tazas al día ayuda a sentirse mejor y a minimizar los síntomas.

También se puede tomar para prevenir posibles afecciones. Aunque el consumo de jengibre es muy seguro, no se recomienda para las mujeres embarazadas.