5 Ideas para salir de casa sintiéndote bien

Amanece y nos arreglamos para salir de casa cuidando nuestro aspecto exterior. ¿Qué tal si también nos ocupamos un poquito de nuestra actitud?

Se puede decir que es como una buena ducha de energía positiva.

A ver qué te parecen estas cinco propuestas:

1. Gratitud

¿Te has dado cuenta de que casi siempre que hacemos una lista de este estilo comenzamos por el mismo punto?

Repasar mentalmente qué cosas buenas hay en tu vida (así te parezcan pocas) es un ejercicio muy simple, pero que es capaz de darle un giro a tu atención.

No te llevará tiempo extra. Piensa en esas cosas mientras te duchas o te cepillas los dientes.

Ya verás qué pronto pasas DEL: “Qué cansado estoy y no hacen ni 20 minutos que estoy despierto…” AL: “¡Qué bueno está el café!”

Quizás haya exagerado un poquito, pero… notarse en el ánimo, se nota.

felicidad

2. Reserva un ratito para llenar tu vida

Para evitar que las obligaciones se traguen el día entero, planifica los minutos que hoy dedicarás a esas dos cosas que nos hacen felices a todos los humanos: Realizar una actividad (al menos) que te guste y estar en compañía de quien quieres.

¿No te alcanza el tiempo? La calidad gana a la cantidad. Con esos 10 ó 15 minutos (si no hay más) estarás llenando tu vida de lo que es más importante para ti.

3. Que la paciencia te acompañe

Esta sociedad moderna quiere acostumbrarnos a tener resultados rápidos en lo que hacemos. Pero -qué te voy a contar- hay cosas que llevan su tiempo.

Lleva su tiempo resolver una situación a la que se ha llegado después de años. Lleva su tiempo alcanzar ciertas metas. Lleva tiempo cambiar. Lleva tiempo crear la vida que quieres tras quedar patas arriba. Etc.

Llévate de compañera a la paciencia, que no es parsimonia ni conformidad, sino una amiga que te recordará que el paso que des hoy te hará estar más cerca de tus objetivos.

4. Quítate miedos

Un poquito de prudencia no le hace mal a nadie. El exceso de miedos, sí. El miedo a equivocarte, a lo que digan otros, a lo que vendrá por el horizonte, etc.

Si hoy puedes prescindir de alguno de los de tu repertorio, déjatelo en casa. Verás que no pasa nada.

Y, por si te hacen falta…: 9 Propuestas para ser más valiente.

5. Confía en ti

La vida es más sencilla cuando crees en ti mismo. Y nada te impide hacerlo. Ni tus limitaciones ni tus errores.

Confiar en ti mismo consiste tan sólo tomar la decisión de confiar.

No olvides todo lo que has hecho hasta llegar aquí; lo que has aprendido; cómo has caído y te has levantado; cómo has sobrevivido. Y que esa persona tan fuerte (tú mismo) es la que va a acompañarte incondicionalmente durante el camino que hay por delante.

Piensa que este día puede ser bueno o pésimo. Pero más que de las cosas que te sucedan durante el mismo, ello dependerá de tu perspectiva y de la actitud con la que elijas manejar lo que venga.

Comments

  1. Alberto says:

    Mantener una actitud positiva es esencial en cada momento. Todo parte de la gratitud por lo que tienes, por lo que eres, por lo que has conseguido llegar a ser con el paso del tiempo a base de logros. Ellos llenan tu vida, te hacen entrenar la paciencia -sobre todo los logros que han llevado años-, eliminan miedos al fracaso y generan confianza y motivación.

    Yo propongo una sexta acción: pensar que el día va a ir bien. Es normal que en una etapa de crisis como la que estamos pasando nos invadan más preocupaciones que alegrías, pero un día también tiene cosas buenas que pueden aprovecharse: las cosas que más disfrutes hacer. No te solucionarán todos los problemas del mundo; en cambio, sí te ayudarán a conectar con lo positivo, que al fin y al cabo es lo que produce el bienestar necesario para no amargarnos mucho. Funciona, solo es cuestión de plantearse que un día no tiene por qué ir mal.

    ¡Saludos!

    • Casandra - TBM says:

      Es muy buena idea. Si sales de casa con la profecía: “Hoy va a ser un buen día” hay más probabilidades de disfrutar las cosillas que surjan, que si sales pensando: “Vaya asco de día me espera”.

      Pequeños detalles pueden ir confirmando tanto lo uno como lo otro.

      Está muy bien acudir a estas ideas que nos empujan hacia arriba. Gracias por el aporte, Alberto. 😀

      En mi caso, muchas veces intento llevarla a la práctica y no me sale. (Cuesta arrancar el día, ja, ja…) La solución que encuentro (por si a alguien le pasa lo mismo) es no pensar por un ratito.

      Ya que no estoy como para repostar energía, evito no gastarla en preocupaciones y angustias tan de mañana. Luego voy entrando en calor con las actividades del día y, con eso, el panorama mental cambia.

      Saludos!! Buena semana!!

  2. Totalmente a favor de introducir en la vida cotidiana acciones tan valiosas! Buen post;)

  3. Felicito al autor y los comentarios tan acertados con respecto al articulo , coincido en la felicidad tiene efecto multiplicador sobre todo cuando se comparte por uno puede dar lo que recibe el amos engendra mas amor y multiplica la felicidad en todo el sentido y en su contenido entre todos los seres humanos, tiene su costo conseguirlo por nuestra raza humana lleva en la sangre el gen de luchar para construir que todavía muchos no hemos entendido ( MUCHAS RAZAS ESTÁN SIEMPRE EN CONFLICTOS) , esta reflexión del autor y los comentarios contribuye a este don: FELICIDAD , EL SECRETO ES POR LADRILLO SOBRE LADRILLO PARA CONSTRUIR EL MURO LA PARED/ES Y LA CASA , ES CIERTO esto mke hac recordar la hemosa oracion de San FranciscoOh, Señor, hazme un instrumento de Tu Paz . Donde hay odio, que lleve yo el Amor. Donde haya ofensa, que lleve yo el Perdón. Donde haya discordia, que lleve yo la Unión. Donde haya duda, que lleve yo la Fe. Donde haya error, que lleve yo la Verdad. Donde haya desesperación, que lleve yo la Alegría. Donde haya tinieblas, que lleve yo la Luz.

    • Casandra - TBM says:

      Hola, Percy!

      Qué bonito tu aporte. Muchas gracias a ti por enriquecer la entrada.

      Estamos de acuerdo: La felicidad se construye. 🙂

      Un saludo!