15 Ideas prácticas para superar la adicción a la televisión

¿Crees que ves demasiada televisión? ¿Estimas una cifra tremenda cuando sumas todo el tiempo que has pasado frente a esa cajita luminosa?

Disfruta de la televisión, como muchos hacemos. Pero, si a diario te pasas cuatro o cinco horas viendo la tele, reflexiona sobre este hábito. Es más peligroso para la salud de lo que crees.

Si quieres saber porqué, aquí está esta entrada: Menos televisión, más tiempo de vida.

Y, si te apetece restarle horas a la tele en favor de otras actividades relajantes y más constructivas, aquí tienes esta recopilación de ideas. Usa las que más te gusten:

1. No enciendas la televisión nada más llegar a casa.

2. Elige qué programas vas a ver.

teleadicto

Haz un plan diario, semanal o como te parezca. Lo recomendable es que no te sientes enfrente de la tele a tragarte lo que sea que den hoy.

Y sé exigente. Ya que le dedicas una franja de “tu vida”, que el programa en cuestión cumpla bien su objetivo. En caso de que te aburra de lo lindo, pulsa “OFF”.

3. Apaga la televisión cuando termine tu programa.

4. Di que no a tantas reposiciones. Está bien que una película te haya encantado y desees verla de nuevo. Una cosa es eso y otra es sentarte sin pestañear a ver Ben-Hur por vigésima vez.

5. No uses el mando a distancia. Así evitas largos y tontos ratos de zapping. Y, en una de ésas que te levantas para ajustar el volumen o cambiar de canal, quizás te dé la maravillosa tentación de apagarla.

6. Come con la televisión apagada. Comerás menos y mejor.

7. Cambia el sillón de ver la tele por un asiento menos cómodo. Basta con uno de ésos en los que no sea tan probable que te quedes dormido.

8. Proponte finalizar una actividad ANTES de ver la tele. Por ejemplo, leer unos párrafos de un libro, arreglar algo en casa…

9. Asigna un rato nocturno a tu hobby u otra actividad que, a la par de relajante, sea enriquecedora (ordenar tus fotos, tunear el coche, aprender a manejar aplicaciones para el teléfono, etc.)

10. Juega, a solas o en compañía. Es mucho más estimulante que engullir televisión: 5 Razones para jugar más.

11. Habla con el mundo. Relaciónate. Comunícate con quienes comparten este trocito de planeta contigo. La tele no te abraza por las noches. (Fue lo que le dijeron a Homer Simpson, el adicto a la televisión más famoso.)

12. Sal a la calle. Especialmente, si has pasado el día trabajando entre cuatro paredes.

13. Reserva un rato de auto-homenaje: Arréglate el pelo, ve a que te den un masaje, prueba un tratamiento casero para embellecerte (más aún). En definitiva, antes que la tele, están tu cuerpo, tu mente… ¡Tu propia vida!

14. Conecta con el mundo real. Mira lo que ocurre alrededor e involúcrate. Toma parte y comparte a su vez todas esas cosas que te gusta hacer.

15. No surfees a lo zombie por Internet. Cambiar una pantalla por otra no es la solución. Aplica a este entretenimiento las mismas ideas con las que combates el exceso de televisión.

Porque, pensemos… Cuando tú ves la tele, te gusta que la gente esté haciendo cosas (resolviendo misterios, contando chistes, rebanando cuellos o besando al prota). No te quedarías a ver a un individuo que, simplemente, está viendo la tele. ¡Qué aburrimiento!

Así es que sé tú el protagonista, el actor principal, conductor, regidor, productor y director de tu vida. Haz cosas y disfrútalas. Si hay quien prefiere quedarse las horas muertas viendo las que hacen otros, es cosa suya.

Tú, cuídate bien. ¡Vive!

Imagen de @alviseni

Comments

  1. Ya desde hace mas de un año que no veo TV… Bueno, si veo, solo un rato en las mañanas porque mi mamá pone las noticias en el televisor de la cocina y a veces un rato en las noches porque mi papá se pone a ver el béisbol o alguna película. Aunque esto de superar la adicción a la televisión (o al internet) es complicado. Creo que el problema está en que los medios y la sociedad… bueno el universo, intenta hacerte pensar en que NECESITAS ver TV o NECESITAS estar navegando en internet. Si, te hacen creer que necesitas ponerte a ver ese especial de 5 horas de tu serie favorita (aun cuando ya has visto todos los capítulos), te hacen pensar que necesitas ver por milésima vez Ben-Hur (como pusiste en el post). Los medios están llenos de manipulación y mensajes subliminales que nos afectan a veces sin darnos cuenta. Lo mismo sucede con los teléfonos y el internet. Un día de estos van a sacar un teléfono que te corte las uñas y te bañe y te harán creer que realmente necesitas eso (cuando tienes cortandote las uñas y bañandote solo toda tu vida sin problemas). Entonces empiezas a ver tv y de repente sientes que tienes que ver el siguiente programa y el siguiente y el siguiente. Por eso yo me he inventado un truquito. Cuando empezaba a sentir que necesitaba ver algun programa (o lo que sea) pensaba “venga, Beethoven vivió toda su vida sin ni siquiera luz electrica y no le pasó absolutamente nada, al contrario, fue uno de los mas grandes genios de la historia” Y ya, problema resuelto. Llegó un momento en el que no prendía el TV de mi cuarto durante meses, y luego mi TV tenía mas polvo que los libros en mis repisas xD al final saqué el tv de mi cuarto y le dije a mi mamá que hiciera lo que quisiera con el. Y me olvidé completamente de la televisión. Me dí cuenta de que era completamente innecesaria en mi vida (puede que esto suene drástico, pero de veras no me hace falta). Ahora, el internet. Si, si que es necesario ya que yo me comunico mucho por e-mail y debido a que no hay ni una discotienda decente en mi ciudad escucho música a través de internet, entonces lamentablemente ahí si que estoy expuesta a una tentación :'( A veces sin querer no me controlo y de repente me doy cuenta de que tengo dos horas jugando candy crush (y la culpa me mata después). Y estoy aplicando el mismo truquillo del televisor… “Venga, Camilla Wicks – http ://www .camilla wicks .com – no necesitaba ponerse dos horas a ver fotos en tumblr… … …”. Así que creo que al final se trata de eso, de analizar la importancia de estas cosas en nuestra vida…

    Por cierto -y perdoname porque creo que me he extendido mucho-, Gracias a tu blog he encontrado mi tema para el proyecto cientifico que tenemos que hacer este año en el colegio. Lo haré sobre el Kéfir. Me enteré de que el kéfir existía gracias a este blog. Es un tema muy interesante ya que acá en Venezuela no es tan conocido. Ya lo he pedido por internet 😀
    Bueno, Un abrazo!! 😀

    • Casandra - TBM says:

      Hola, María!

      Me ha divertido mucho tu comentario. Gracias por tu experiencia y por el truquito para desengancharse de los aparatos. 😀

      A mí me parece que, bien utilizados, la televisión, el teléfono móvil y todo lo demás son artefactos muy útiles. Lo malo es llegar a tal grado de dependencia que un día, si se rompe uno de ellos, te dé una crisis de ansiedad y no sepas qué hacer sin él.

      Me llama la atención tu televisión polvorienta, porque a mí me pasó algo parecido en una temporada en la que decidí que estaba viendo demasiada tele. Cuando cortas con la costumbre y te pones a hacer otras cosas, luego no la echas de menos. A ti te ha pasado lo mismo, ja, ja…

      Oh! Me alegro mucho por lo del kéfir. 😉 Seguro que te queda bien el proyecto.

      Muchísimas gracias de nuevo!! 🙂