Eres único. Vívelo.

¿Sientes que vives atrapado en una marea humana que viste, piensa y actúa de un modo similar?

¿Estás harto de sentirte uno más entre la masa?

De más está decirte que eres único. Eso ya lo sabes.

Pero, si quieres sentirlo y descubrir qué te hace interesante y diferente al resto, aquí van estas propuestas.

persona especial

1. Lee, lee, lee

Lee de todo. No lo mismo de siempre o los libros que lee la mayoría.

Si alimentas tu cuerpo con una dieta variada, haz lo mismo con tu mente. Quizás estén esperándote ideas, conocimientos, aficiones, que ahora mismo descartas porque ni sabes que existen.

2. Aprende de todas las personas

Cada persona tiene algo único que enseñarnos, independientemente de su edad, procedencia, ideología y demás características.

Eso no quiere decir que tengas que creer o estar de acuerdo con lo que diga o haga todo el mundo, sino que te abras a la experiencia de observar y hacerte preguntas. Aprenderás muchísimo y te ayudará a definirte.

3. Haz cosas diferentes

Prueba con algo nuevo. Explora caminos distintos. La variedad hace la vida más rica y más interesante.

Puedes aprovechar las oportunidades que surjan o crearlas tú mismo. Por ejemplo: Paseando por lugares distintos, probando una comida nueva o haciendo lo que fuera que siempre quisiste hacer y nunca te diste el gusto.

4. Escribe

¿Por qué no? Es otra propuesta interesante para ordenar ideas y clarificar problemas; para explorar pensamientos y sentimientos; para sincerarte escribiendo qué es lo que quieres en tu vida; para observar cómo vas cambiando con el curso del tiempo…

5. Valórate

Lees, pruebas cosas nuevas, aprovechas tus interacciones con los demás, afianzas tus valores, tus objetivos… ¿Qué queda?

Queda mirarte a ti mismo y apreciar la persona que eres hoy. Tienes carencias, has cometido y cometes errores… Y, a su vez, posees un tesoro de experiencias y conocimiento únicos, amén del resto de cualidades positivas, que también te constan.

¿Termina aquí el recorrido? Claro que no. Si tú quieres, tienes camino por delante para seguir explorando, aprendiendo, re-definiéndote y celebrándote como el ser único e irrepetible que eres.