Cómo tratar el dolor de espalda con kinesiología

Las personas que han sufrido dolor de espalda alguna vez saben lo doloroso e invalidante que puede llegar a ser. La vida parece detenerse en esos instantes porque el dolor no te deja hacer nada más.

Pero es posible reducir el dolor de espalda con técnicas naturales. La kinesiología te puede ayudar en esos momentos tan críticos.

dolor de espalda

¿Qué es la kinesiología?

La kinesiología es una rama de la medicina que ha sido desarrollada por quiroprácticos, acupuntores y médicos. Trata de descubrir el origen del dolor de espalda y de corregirlo.

Quienes han probado sus beneficios, dicen que los resultados son sorprendentes. Parece mentira que un dolor tan molesto como el de espalda tuviera una solución tan fácil.

La diferencia entre la kinesiología y otras formas de la medicina quiropráctica es que los músculos se examinan antes y después de tratarlos.

Se llevan a cabo diversas pruebas musculares para averiguar cuál es la causa del dolor.

A menudo, en los dolores de espalda, muchos profesionales buscan la causa en el sistema óseo, pero se olvidan del sistema muscular, aun cuando ambos forman un sistema integral: el sistema músculo-esquelético. Los músculos contribuyen de manera directa a la estabilidad de los huesos.

Un músculo débil puede afectar mucho a la salud ósea. Al no estar en plena forma, no puede recibir las señales adecuadas desde el cerebro a través del sistema nervioso, lo que ocasiona un fallo en las conexiones neuronales que puede derivar en dolor.

Los quiroprácticos utilizan diferentes técnicas para realinear los músculos y los huesos afectados. Cuando el sistema esquelético no está bien alineado, puede causar debilidad y opresión en determinados músculos. Esta desalineación es la causa del dolor.

Para averiguar cuál es la causa de esa falta de alineación, hay que barajar diversas hipótesis.

Algunos dolores de espalda pueden ser debidos al estrés, a un trauma físico e, incluso, a un trauma emocional. Quizá el dolor de espalda sea el resultado de otras dolencias anteriores, pero sea el que el paciente nota más. Un kinesiólogo comprobará si todo el cuerpo está alineado antes de centrarse únicamente en la espalda.

Tras estas sencillas pruebas y una vez realizado el ajuste, muchas personas sienten un alivio del dolor de espalda inmediatamente tras la sesión o a los pocos días.

Pero la kinesiología no solo se ocupa del dolor de espalda.

Proporciona también una visión holística de todo el organismo, que asegura que este se encuentra perfectamente alineado. El dolor podría regresar si el cuerpo no está alineado.

Los cambios en nuestra salud mental y en el medio ambiente afectan al modo en el que nuestro cuerpo reacciona.

Un tratamiento de kinesiología aplicado de manera regular puede mantener el cuerpo y la mente en equilibrio.

La kinesiología puede enseñarnos a mantener nuestro cuerpo en equilibrio y a evitar otros tratamientos más agresivos contra el dolor.

También es importante acompañar el tratamiento de una dieta equilibrada y de hábitos de vida saludables pues, tal como sostienen los kinesiólogos, nuestro cuerpo funciona en conjunto.