5 Ganancias que deja el fracaso

El fracaso no es un plato apetecible, aunque todos lo probemos alguna vez y sepamos que casi siempre se llega al éxito después de haber tropezado una… o unas cuantas veces.

Pues, ya que lo conocemos, aprovechemos para hacer una pequeña recopilación de esas ganancias que deja el fracaso, ya que las pérdidas son más evidentes en esta situación.

1. Sabiduría

Cuando fracasas, has de hacerte cargo de tus errores y del malestar emocional que supone la experiencia.

De todo eso, quedan lecciones que quizás no podrías haber aprendido de otro modo. Lecciones que pueden servirte a futuro, en tu propia vida o para ayudar a otro.

árbol solitario

2. Valor

Te has caído y te has levantado, aun con dolor, para seguir adelante. Transcurrido el tiempo, has mirado hacia atrás admitiendo que sobreviviste, a pesar de todo.

Con el fracaso te dotas de armas para afrontar futuras adversidades. Y, en ocasiones, del punto de decisión que necesitas para lanzarte a lo nuevo.

3. Humildad

El fracaso (o varios intentos fallidos) hacen que aprecies más el éxito cuando llegue.

Y no lo harás desde un pedestal, mirándonos a todos por encima del hombro. Celebrarás el éxito como alguien que conoce los errores, el esfuerzo infructuoso, la pérdida y sabe que todos estamos expuestos a ellos.

4. Amor

Si sólo amaras lo que es perfecto, no podrías amar nada ni a nadie (salvo a Dios, supongo, en caso de que seas creyente).

El fracaso te coloca cara a cara con tus vulnerabilidades, con tus defectos, con los consabidos errores y te invita a aceptar la imperfección.

Y, si aceptas que los demás se equivoquen y los amas así, ¿qué te impide amarte a ti mismo a pesar del fracaso?

5. Nuevas oportunidades

Nadie sabe si el último fracaso puede ser la antesala para una nueva oportunidad, para ir por otro camino.

En cualquier caso, fracasar te obliga a agudizar el ingenio, a explorar terrenos que antes no habías considerado pisar, a ser más creativo buscando soluciones.

Es muy probable que conozcas a alguien que, después de fracasar (en una relación, proyecto… o lo que sea) haya encontrado algo mucho mejor. Y no ha sido la suerte. Ha sido su actitud positiva.

Ahí va a estar la clave para aprovechar estas “ganancias” que deja el fracaso: En buscar el modo de salir adelante.

Imagen de thewoodenshoes

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...

Comments

  1. Michel says:

    Muy bueno…
    Una buena lista de cosas a tener siempre presente…

    Aprovecho para felicitarte por el Blog, aunque creo que es la 1ª vez que comento algun articulo, lo leo desde hace bastante tiemmpo casi todos los dias…

  2. ‹‹y los amas así, ¿qué te impide amarte a ti mismo a pesar del fracaso?›› …puchas que tengo alta la vara de la “auto perfección” aún.. ( y tan baja a la frustración 🙁 ) …es como contradictorio…Hoy es cuando más acepto los errores de los demás…(lo que es muy bueno) pero, como dije al principio, sigo inconscientemente anhelando lograr la perfección..
    Siento que he aprendido muchas lecciones y de verdad que me siento un poco más Sabia… pero aún me doy cuenta que me falta “internalizar” lo aprendido… ¿ese proceso? es la CLAVE… y puede tomar una vida..

    Gracias Cassandra por tus “baldes de cubos de hielo”… :’ )
    un grannnn abrazo!
    Mª Paz

    • Casandra - TBM says:

      Pero, ¿no es maravilloso? Si tú amas a los demás (y no son perfectos), ellos pueden amarte a ti igualmente. Y tú también puedes quererte. Si sólo se pudiera amar lo perfecto, no existiría en amor, ¿no crees?

      Gracias a ti, MPaz. Te mando un abrazote. 🙂