3 Ideas para relajarte en las vacaciones navideñas

¿Demasiadas cosas que hacer en Navidad? ¿Prevés una mastodóntica escalada de estrés?

No dejes que las compras, reuniones, eventos y obligaciones navideñas hagan de las vacaciones una pesadilla.

Está en tu mano disminuir agobios y, si te parece, para eso mismo compartiremos estas 3 propuestas, muy efectivas.

regalos de navidad

1. Empieza el día con calma

El día que empiezas con los nervios de punta lo terminas igual. Eso, si no haces nada por evitarlo.

Así es que, si te estresas de mala manera sólo con pensar en lo que tienes por delante, tómate unos minutos para quitarte la tensión de encima.

¿Algo sencillo y rápido que sirva? Aquí tienes un ejercicio para relajarte en 5 minutos respirando con calma. Pero puedes recurrir a cualquier otra idea que funcione para ti: pasear, meditar, sudar moviendo el cuerpo, etc.

2. Evita preocupaciones tontas

Hace frío, llueve, el tráfico es una pesadilla, mi tía es insoportable, etc. Hay infinidad de situaciones que NO podemos controlar. Pensar en ellas con angustia nos desgasta y nos estresa horrores.

Si estás agobiado, céntrate en qué puedes hacer para controlar o cambiar la situación que te preocupa. Y, si ves que no está en tu mano hacer nada, relájate… Respira y procura no darle vueltas en la cabeza.

¿Cómo que no puedes? Por supuesto que sí. Es sólo cuestión de práctica.

En lugar de pensar en los irremediables fastidios, piensa en qué opciones tienes para manejarlos.

Ejemplo: La tía insoportable. Tú no puedes evitar que tu tía haga comentarios impertinentes ni puedes cambiarla. Lo que sí puedes es decidir qué vas a hacer tú llegada la situación: Si hablarle más o menos; si prestarle más atención; si ser tú el doble de insoportable… (Bueno, yo descartaría la última…)

3. Reserva tiempo para ti

En medio de todos los compromisos y tareas navideñas planea unos huecos para hacer lo que tú quieres: Ver películas, pasear, charlar con tus amigos, bailar, etc.

No, no las dejes “por si te da tiempo”. Reserva una parcela por anticipado para que la obligación no se trague tus ratitos sagrados de placer.

Porque esas actividades que sí disfrutas harán que sean más llevaderas las que no disfrutas tanto y evitarán que llegues al final de las vacaciones cansado y con cara de indigestión vital.

Confío en que estas propuestas nos sirvan para atravesar las vacaciones tranquilos y de buen ánimo, y para terminarlas del mismo modo. 😉

Imagen de Joelstuff C1100x

Comments

  1. Hola! Hace pocos dias que he descubierto tu página y la verdad es que me está encantando. Voy leyendo poco a poco y de manera desordenada los artículos que más me llaman la atención y los encuentro todos muy interesantes. La manera de redactar y de aproximarte a los diferentes temas me parece muy amena.
    Gracias por compartir! Un saludo.

    • Casandra - TBM says:

      Gracias a ti por visitarla y por comentar. 🙂 Te agradezco mucho tus palabras, Petra.

      Saludos!!