Propiedades y beneficios del cromo

El cromo es un mineral que juega un importante papel para el mantenimiento de una salud óptima.

Se trata de un mineral esencial que debemos tomar a través de los alimentos ya que nuestro cuerpo no puede producirlo por sí mismo.

cromo en la alimentación

El cromo puede prevenir y/o reducir:

  • La hipertensión
  • Los antojos de comida
  • Los cambios de azúcar en la sangre
  • La enfermedad de Alzheimer
  • Las enfermedades del corazón
  • El colesterol en la sangre
  • La sensación de hambre

El cromo es fundamental para mantener el metabolismo en forma y para estabilizar los niveles de azúcar en sangre.

Debido a su capacidad para metabolizar adecuadamente los hidratos de carbono, el cromo es particularmente útil para regular los picos de insulina que se producen cuando se consumen carbohidratos.

Además, ayuda a mantener la salud cardiaca y minimiza el riesgo de padecer enfermedades del corazón.

También protege del daño celular, lo podría explicar sus cualidades para prevenir enfermedades degenerativas y para mejorar la memoria.

El cromo también puede evitar los antojos de comida y el hambre excesiva, por lo que su ingesta resulta particularmente útil para quienes deseen bajar de peso.

Cómo saber si te falta cromo

Muchas dietas son deficitarias en cromo y, particularmente, todas aquellas que son altas en azúcar, debido a que éste reduce la cantidad de cromo que puede asimilar el cuerpo.

Si tienes alguno de los siguientes síntomas, a tu dieta puede faltarle cromo:

  • Aumento repentino de ansiedad, palpitaciones y sensación de mareo
  • Cansancio injustificado y falta de energía
  • Cambios de humor
  • Pérdida de cabello

Alimentos ricos en cromo

Los alimentos con mayor contenido en cromo son:

  • Los cereales integrales
  • Las carnes procesadas
  • Los productos lácteos
  • El té
  • La levadura de cerveza
  • La pimienta negra
  • Las setas
  • El brócoli
  • El café

No se ha establecido una cantidad diaria de cromo que deba ser consumida diariamente. El consumo adecuado, para un adulto sano, oscila entre los 30 microgramos al día para los hombres y los 20 microgramos para las mujeres.

Si padeces deficiencia de cromo, puedes tomarlo en suplementos. El más popular el picolinato de cromo.

Otra forma interesante de obtener el cromo es cocinar y almacenar los alimentos en ollas, sartenes y recipientes de acero inoxidable. El acero inoxidable es un metal que contiene cromo, y una pequeña cantidad de éste se cuela en nuestra comida a través de los recipientes y utensilios.

Es muy importante que no abuses del cromo. Una ingesta excesiva podría acarrearte más perjuicios que beneficios, entre los que se citan erupciones cutáneas, sensación de vértigo y daños en el hígado y los riñones.

A no ser que tu médico te haya diagnosticado una deficiencia de este mineral, con el que contienen los alimentos podrás cubrir las necesidades de tu organismo y beneficiarte de todas sus propiedades.

Imagen: Wikimedia Commons.