Eres libre como un pájaro

Miras por la ventana a ese pájaro que se eleva para surcar el cielo. Sus alas son el emblema de la libertad. ¿Te gustaría hacer lo mismo que el pajarillo y sentirte así de libre?

Adelante, hazlo. Porque entre su vida y la tuya no hay demasiada diferencia.

pájaro libre

¿O qué crees que hace el pájaro durante el día? ¿Crees que lo pasa sólo disfrutando de su libertad?

Pues, no. Ese pájaro dedica la mayor parte de su tiempo a buscar comida y a otros menesteres ligados a la supervivencia. Exactamente lo mismo que se supone que haces tú.

¿Crees que vuela y explora los confines del mundo? Tampoco. Éste, como muchos otros pájaros, se mueve por las zonas que conoce. El resto del planeta le sobra. Quizás tú mismo goces de mayor movilidad.

¿La Naturaleza le provee de lo que necesita? Ya quisiera, el plumífero. Especialmente en épocas de escasez, compite con los suyos para conseguir el alimento, como también compite a la hora de reproducirse.

No faltan ejemplares que canten mejor, que estén más saludables o que tengan un plumaje más vistoso que el suyo. ¿Verdad que se parece a lo que experimentamos los humanos?

Y, por supuesto, el pájaro también ha de vérselas con los desastres. Soporta inclemencias meteorológicas y, si puede, huye de sus depredadores, entre quienes se incluye la criatura con mayor capacidad de destrucción: el ser humano.

Ahí lo ves. Está volando y tú supones que su vida es más simple y que es muy libre. Pero, en realidad, no es más libre que tú.

Quizás lo que ocurre es que, aunque el pájaro no lo pueda explicar con palabras, él sí se siente libre… o eso es lo que transmite.

Sale de su refugio a buscarse la vida y a enfrentarse a sus problemas (que son muchos).

Se eleva aprovechando una buena corriente de aire. Canta para sentirse mejor y, en las tardes frías, disfruta de esos minutos en los que el sol le da un poco de calor.

Ni él ni tú necesitáis permiso para procuraros un poco de felicidad cada día. Los dos podéis hacerlo. Y, si el pájaro se siente libre, ¿por qué tú no?

La libertad viene de dentro.

Imagen de Shandi-lee

Comments

  1. Buena comparación! no lo había notado 🙂 thx

    • Casandra - TBM says:

      Yo es que tengo muchos pajarillos cerca. Ahora mismo están formando una escandalera en el patio disputándose un poquito de comida. 😀 Gracias a ti por comentar.