¿Eres pesimista organizando tus tareas en el tiempo?

Así como se puede tender al pesimismo en otras áreas vitales, se puede ser pesimista u optimista en estas cuestiones de organización.

  1. Hay personas tan optimistas que creen que en un par de horitas les dará tiempo de arreglar la casa, para hacer la compra y que todavía les sobrará para montar un guateque. (Naturalmente, el tiempo no se estira tanto como prevén.)
  2. A las pesimistas les das un día entero y piensan que no les va a alcanzar para nada o que una única tarea se va a “comer” todo el tiempo disponible (como el célebre Parkinson).
  3. Por último, están las realistas. Estas personas suelen hacer una mejor estimación del tiempo: Usan su experiencia para calcular cuánto tiempo les llevará una tarea, echan un poquitín de más (por si hay imprevistos) y tratan de no pasarse de ahí.

Seguro que tú y yo queremos estar en el tercer grupo. Hacer una estimación lo más “real” posible es lo deseable.

Por ejemplo, imagina que tienes 15 minutos disponibles antes de que llegue a recogerte una persona interesante con quien tienes una cita.

Si eres muy optimista en cuanto al tiempo, quizás creas que esos minutos te alcanzarán para ducharte, maquillarte, perfumarte, elegir la ropa, etc., antes de que llegue. ¡Oh, no! Tu cita llegará y tú estarás en bragas.

Si eres muy pesimista, con aguantar los nervios y no morderte mucho las uñas, ya está. Quince minutos son una miseria.

Pero, si eres realista, sabes que quince minutos dan para un buen retoque, ¿o no?

reloj nublado

Yo he tenido etapas en las que era un poquito optimista con el tiempo y me ha ido bien. De estudiante, pensaba que podía estudiarme diez temas (por ejemplo) y, si luego me estudiaba siete, aprobaba… ¡y tan contenta!

Fue mejor, sin duda, que la racha pesimista que atravesé no hace tanto. Porque, cuando piensas que no tienes tiempo para nada, efectivamente no lo tienes.

Ahora trato de ser más realista y, si acaso el equilibrio no es perfecto, prefiero tirar un poquitín hacia el optimismo (como antes).

¿Qué hay de ti? ¿Has pensado sobre esta cuestión? ¿Crees que si cambiara un poco tu concepción del tiempo se notaría en lo que haces?

Imagen de marcp_dmoz