Relaja tu mente antes de dormir

Sabes perfectamente que necesitas relajarte y quieres hacerlo. Ya retomarás mañana todo el lío. Pero parece ser que tu mente inquieta va a ponértelo difícil.

¿Quieres que deje de patalear con lo que hay pendiente y lo que no funciona, para descansar un rato?

Ahí va este remedio casero para tu mente bulliciosa. Dale una oportunidad.

dormir, soñar

1. Relaja el cuerpo.

Cuando te metas en la cama, respira profunda y lentamente. Presta toda tu atención a esas sensaciones. El cuerpo se destensa mientras respiras tranquilamente… Una vez. Otra vez…

Al chisporroteo de ideas y preocupaciones en tu cabeza no le estás haciendo caso. Estás pendiente de esa calma que, poco a poco, se extiende por tu cuerpo.

Conseguido este paso, vamos al siguiente.

2. Haz balance del día.

Piensa en lo que has hecho hoy y quédate con esa actividad (una o varias) de la que te sientas más orgulloso o contento.

No tiene que ser una proeza. Ejemplos: Resalta cómo madrugaste (con el trabajo que te costó); lo bien que te vestiste; el chiste que le contaste a Pepe y le hizo reírse como un poseso, etc.

El día es muy largo. Es imposible que todo lo hayas hecho mal. Rescata esas cositas donde estuviste sembrado.

3. Agradece.

Ya que has prestado atención a lo bueno que tú has hecho, dale un baño de gratitud a tu cerebro. Verás cómo lo refresca.

Piensa en una persona, cosa o circunstancia y reconoce su presencia positiva en tu vida. (Si son más de una, mejor.)

Acuérdate de ese amigo que te estuvo escuchando, del almuerzo tan estupendo que pudiste disfrutar, de lo que te reíste con las ocurrencias del gato, etc.

 

Por difícil que haya sido el día, hay cosillas que lo salvan. Dedica unos minutos a encontrarlas, que el estrés ya ha tenido demasiado protagonismo, ¿no crees?

Además, dormirte pensando en algo bueno, hace que descanses y despiertes mucho mejor. Pruébalo antes de decir que es una chorrada. Nada te cuesta.

La práctica de ese pequeño esquema puede ayudarte. Aunque, si estás muy estresado y ansioso, considera otras medidas. A ver si esto te sirve: ¿Qué haces cuando el estrés no te deja dormir bien?

Y, por supuesto, dale su tiempo a cualquier arreglo o idea que lleves a cabo para dormir mejor. Los ejercicios como el que hemos visto en esta entrada funcionan cuando se practican regularmente.

Sería raro conseguir un abdomen firme y definido haciendo cuatro abdominales. Pues esto es lo mismo.