5 Consejos para elegir gimnasio

Muchas personas van al gimnasio para ejercitar el cuerpo. Allí encuentran variedad de herramientas y máquinas, así como un ambiente idóneo para la actividad física.

Si tú estás pensando en hacer un hueco en tu agenda y destinar parte de tu presupuesto a un gimnasio, aquí tienes algunos puntos a tener en cuenta a la hora de elegir el apropiado:

1) La distancia: Da prioridad a los establecimientos que más cerca se encuentren de tu casa o del trabajo (si vas a ir directamente desde allí). ¿Punto básico? Lo es. Pero no falta quien pone como excusa que no va al gimnasio porque le pilla muy lejos.

gimnasio

2) Los horarios: ¿Es un gimnasio muy concurrido? ¿A qué horas puedes ir que haya menos público? Averiguarlo te vendrá bien para que estén a tu disposición las máquinas que te interesan o para no esperar demasiado a que se queden libres. Luego, dentro de tus opciones, quédate con un horario poco concurrido.

3) La infraestructura: ¿Cómo son las instalaciones? ¿Están bien equipadas? ¿Qué tal es el personal? ¿La maquinaria se ve en buen estado? Inspecciona con detalle antes de comenzar a pagar la cuota.

4) La membresía: Pregunta todas tus dudas sin temor. Entre las cuestiones que pueden interesarte, por ejemplo, asegúrate de que puedes dejar de pagar la cuota cuando decidas dejar de ir. (No sea que te obliguen a pagar durante un período fijo aunque ya no asistas.)

5) El monitor: Si necesitas monitor o entrenador, no está de más que te cerciores de que está cualificado y de que puede darte atención personalizada. Una vez más, observa y plantea tus dudas.

Esta entrada es una contribución de S.S., autor invitado.

Imagen de CherryPoint