Cómo ignorar a alguien sin quedarte con mal sabor de boca

Pese a que el título de la entrada pueda parecer repelente, cruel y maleducado, todos nos hemos encontrado en situaciones en las que la mejor opción ha sido ignorar a cierta persona.

Muchos de nosotros hemos coincidido en reuniones y otros eventos con alguien que, por cualquier razón, hubiéramos preferido que no estuviera ahí.

ignorar

Quizás, una antigua amiga que nos apuñaló por la espalda; un novio con el que terminamos como el rosario de la aurora; una compañera de trabajo que nos hizo la vida infernal durante un tiempo; un familiar lejano que despotrica contra nuestra madre, etc.

Cuando vamos a coincidir en tiempo y espacio con una de estas personitas, ¿qué se supone que es lo más apropiado que podemos hacer?

Ahí es donde entra la propuesta saludable y adulta del día, en caso de que ninguna de las partes quiera restaurar la relación:

Haz como que no está

¿Es esto maleducado? No sé. Más maleducado (e inmaduro) es hacerle repulgos, ponerle malas caras, burlarse de lo que dice o cuchichear a sus espaldas, ¿no te parece?

Y tampoco se trata de chocarte con él/ella accidentalmente y actuar como si te hubieras dado contra una pared. Es más, puedes saludarle con la mano o con la cabeza, o decirle “buenas tardes” incluso. Pero sin interactuar en sus conversaciones y sin ponerle atención.

Así, manteniendo la distancia, capta el mensaje inequívoco de que no quieres cuentas con él/ella. Y tú dejas a esta persona fuera de tu mente, para que la negatividad no te arruine la fiesta (o el evento que sea).

Porque tú no vas a dejar de ir a un sitio que quieres sólo porque sabes que esta persona va a estar allí, ¿verdad? Y tampoco vas a fingir que te alegras infinito de encontrarte con él/ella, para ponerle verde en cuanto se dé media vuelta.

Lo anterior, bueno va para un jardín de infancia. Pero tú y yo ya somos adultos. Podemos estar unas cuantas horas cerca de esa persona que no nos agrada y manejarlo bien, sin sentirnos tan agobiados y sin preocuparnos por cómo él/ella interpreta nuestra actitud.

Que piense lo que quiera. Haz como que no está. Tú estás teniendo la fiesta en paz. Quieres disfrutarla (porque hay otras personas con las que compartir un buen rato) y estás siendo correcto.

¿Sabes? Ojalá hubiera aprendido yo a llevar esto a cabo mucho antes. 😀

Imagen de tropical.pete