El mundo hecho a medida

Quizás alguna vez te hayas sentido decepcionado, perdido o hasta asqueado del mundo que te rodea.

¿De qué va esta gente? ¡Esto no es justo!

Yo sí. He pensado incluso que nací en la época equivocada, en el sitio equivocado. O, qué rayos, que este mundo no se hizo para mí.

Me indigné muchas veces. el mundo en tus manos

Sentí pena de mí misma.

Lloré, pataleé y viví amargada ciertos reveses de la vida.

¿Cambió eso la realidad? Qué va…

Seguía siendo la misma realidad decepcionante que conocía.

Tal vez, fue eso que llaman madurez lo que vino a enseñarme que, por supuesto, el mundo NO estaba hecho a mi medida. Ni a la mía, ni a la de nadie. ¿A qué venía tanto egocentrismo?

Yo no soy tan especial como para que el mundo gire al son que a mí me gusta. Tú tampoco lo eres. Eso sí, cada uno de nosotros es único y valioso. Y la vida, sin que esté diseñada a medida de nadie, merece la pena ser vivida.

Pero, hasta descubrir que la vida no es el mundo ideal que describen las canciones Disney, uno pasa momentos de desesperanza: “Que paren el mundo, que yo me bajo aquí.”

En esos momentos críticos aprendí otra cosa: Cuando combinas la desesperanza con la soledad (y me refiero al aislamiento) es cuando te hundes del todo.

Te hundes tanto, que muchas veces no puedes levantar cabeza por ti mismo, aunque tires de pensamientos racionales, positivos y demás. Y se hace necesario que vuelvas a conectar con el género humano, aunque sea para compartir actividades triviales.

Es esa conexión con otras personas la que te va desanclando de la soledad y también de la desesperanza. Gracias a nuestros semejantes (que también tienen su vida y sus sueños) nos damos cuenta de que el mundo no es tan horrendo, después de todo. Al contrario, vemos que hay multitud de experiencias que explorar y disfrutar.

Desde luego, llega el día en el que entendemos que la vida es valiosa como es ahora, no como nos gustaría que fuese. La realidad es la que es. No es un cuento a medida de nadie, ni una cancioncilla melindrosa. Y asumir esto es muy liberador, ¿no te parece?

Imagen de AlicePopkorn

Comments

  1. Raquel says:

    Que bonita motivación para la superación personal y bonita experienci