Cómo comenzar a hacer de la meditación un hábito

A estas alturas, todos sabemos lo saludable que es meditar. Si estás pensando en incorporar esta actividad a tu vida cotidiana, aquí tienes unas recomendaciones para construir el hábito.

1. Considérala un regalo. Si vas a tomarte la meditación como una carga que va a incrementar tu lista de tareas diaria, déjala.

La meditación es un espacio de calma que tú te regalas para estar mejor hoy. Y una inversión en bienestar, si te acostumbras a practicarla con frecuencia.

2. Empieza por poco. Para comenzar a meditar, reserva unos minutos. No tienen que ser 20 ó 30. ¿Dos, cinco…? Buenos son. Ahora toca elegir el momento idóneo del día.

camino tranquilo

3. Elige un momento. Muchas personas colocan la meditación en su rutina mañanera. Les va bien para domar el estrés y afrontar el día más centrados y relajados.

Pero tú puedes elegir un momento distinto. Por ejemplo, en medio de tus horas de trabajo. Con un minuto o dos que le dediques puedes recobrar energía y concentración. (Mira este ejercicio, si te interesa.)

4. Elige un lugar. Es más fácil meditar en un lugar tranquilo (como un rinconcito acogedor de tu casa), especialmente si estás empezando con este ejercicio. Pero nadie dice que tengas que estar quieto como un mueble y sin nadie alrededor.

Quizás te sientas cómodo meditando en un banco del parque, en el autobús de camino a casa o en la biblioteca; o puedes elegir una forma de meditación combinada con otra actividad (como en estas tres propuestas).

5. Sé flexible. No te frustres si te desconcentras (sobre todo al principio). Tampoco te tomes a la tremenda si surge una interrupción o si un día tienes que saltarte el ejercicio.

Mañana lo vuelves a intentar. Regálate esos minutos de calma, un día y al siguiente (cada vez que puedas) y con el tiempo puede convertirse en uno de tus hábitos preferidos.

¿Sabes? Yo apenas si voy empezando con este ejercicio. Me gusta practicar la meditación al aire libre, cuando está amaneciendo. Unos días tengo más contacto con las sensaciones que experimento… y otros, menos. Pero siempre es una actividad relajante. Ya iré mejorando…

¿Tú la practicas? Si no es así, dale una oportunidad. 😉

Imagen de Universal Pops (David)