Gracias por este día

Quizás hoy estés atosigado por docenas de problemas o enredado en el estrés. Cada uno tiene lo suyo (yo también). Eso no quita que nos detengamos un momento para agradecer algo grande: ¡Estamos vivos!

Quizás ésta no ha sido una semana agradable. ¿Semana? Puede que el mes entero esté siendo dificultoso. Quizás estés con la energía por los suelos y con los ánimos más abajo todavía.

Quizás hayas tenido tus rifirrafes con la familia, con amigos y hasta con los vecinos.

Quizás el trabajo esté más patas arriba que nunca y te estén exprimiendo sin tener en cuenta que eres un ser humano, no una máquina. Eso, si tienes trabajo.

levantarte

Pero, a pesar de todas las complicaciones y malos ratos, sigues vivo. Vivo para dar la cara y sacar el día adelante. Vivo para encontrar la manera de superar los contratiempos.

Y también estás vivo para saborear los pequeños instantes amables que encuentres. Vivo para dedicar unos momentos a hacer algo que te guste. Y vivo para compartirlo con la gente que amas.

Porque este día, quizás gris y complicado, es único, irrepetible. Abrázalo como es y da gracias por vivirlo.

Mientras estemos vivos hay algo por lo que estar agradecidos; tal vez detalles, pequeños destellos de luz. ¿Qué te parece si apreciamos hoy esas pequeñas o grandes cosas?

Imagen de Llima