El orden ahorra tiempo… y dinero

¿Cuántos minutos has dedicado hoy a buscar objetos?

Las llaves, el teléfono, el mando a distancia de la tele, las gafas de sol, el recibo de la luz… ¿¡la cabeza!?

Qué sabio consejo es ése de tener un lugar para cada cosa (y cada cosa en su lugar). Cuando no lo llevamos a la práctica, se nos va el tiempo a lo tonto.

Quizás hoy sólo has pasado cinco minutos buscando o rebuscando. Pero mira cuánto suman esos minutos a la semana… ¡o al año!

Al tiempo que se pierde, se le añaden sus gotitas de estrés. ¡Ah! Y el dinero.

tijeras

No sé tú, pero yo más de una vez he salido a comprar de emergencia lo que no encontraba en casa: las tijeras, el pegamento, la grapadora…

Días después de la compra, he encontrado en casa las viejas tijeras (hasta más de un par).

Total, que por no guardar las cosas en un mismo lugar, me he juntado con unos cuantos objetos iguales. (Da un poco de rabia gastar el dinero así, ¿no te parece?)

De ahí que, con el tiempo, haya descubierto la importancia de organizar “las zonas” de la casa y de invertir unos minutos en decidir qué cosa va en cada cajón, mesita, estantería o armario.

A la larga, esos minutos son un ahorro.

Moraleja: El tiempo que dedicas a organizar la casa y en elegir el lugar apropiado para cada cosa es una buena inversión. Más se pierde si no lo haces.