Aprovecha este día

No todos los días es fiesta. No todos cumples años, recibes un premio, te casas o te embarcas.

No todos los días te libras de una carga pesada. No todos te sientes con una fuerza arrolladora ni con la claridad mental para tomar las mejores decisiones.

No todos los días cruzas una meta o comienzas una nueva etapa. No todos estás de humor para aguantar lo que te echen.

No todos los días son memorables.

felicidad

Éste puede ser uno de esos días perfectamente olvidables. Quizás, antes de que te des cuenta, dejará de ser “hoy” para ser “ayer”.

Aun así, este día ordinario, supuestamente desprovisto de encanto, es todo cuanto tienes. Aprovéchalo.

Si estás pensando que la sugerencia es que trabajes a todo motor, no va por ahí. La idea es buscar un instante, ya trabajes, huelgues, rías o llores… Uno, al menos, para sentirte vivo.

¿Te sumas al intento? Veamos qué partido le sacamos a lo que hay… 😉

Imagen de http://www.scottliddell.com/